17 de Diciembre de 2017

Mundo

Tristán de Acuña, la isla más remota del planeta desea remodelación

Tristán de Acuña ofrece a arquitectos, diseñadores e investigadores del mundo la oportunidad de cambiarla para siempre

Tristán de Acuña está situada a más de dos mil 800 kilómetros de Ciudad del Cabo y es parte del Reino Unido. (ribacompetitions.com)
Tristán de Acuña está situada a más de dos mil 800 kilómetros de Ciudad del Cabo y es parte del Reino Unido. (ribacompetitions.com)
Compartir en Facebook Tristán de Acuña, la isla más remota del planeta desea remodelaciónCompartir en Twiiter Tristán de Acuña, la isla más remota del planeta desea remodelación

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Las condiciones de vida en la isla más remota del mundo, Tristán de Acuña, son muy duras, pero los lugareños no quieren cambiar de lugar de residencia, sino quieren cambiar totalmente la vida en la isla. Para ello han organizado un concurso.

La isla habitada más remota del mundo ha ofrecido a los arquitectos, diseñadores e investigadores del mundo una oportunidad excepcional, según publica el sitio web actualidad.rt.com.

Pueden participar en un concurso para remodelar toda la vida en la isla Tristán de Acuña, en el sur del océano Atlántico, que forma parte de Reino Unido. La isla está situada a más de dos mil 800 kilómetros de Ciudad del Cabo, es decir, a entre siete y 10 días de navegación, y no cuenta con conexión aérea.

La vida en una isla tan aislada no es nada fácil, pero sus habitantes no quieren abandonarla. Además, las condiciones meteorológicas solo permiten la navegación a Ciudad del Cabo durante unos 60 días al año: hay tan solo ocho recorridos al año con capacidad de doce camas. 

Los mismos barcos realizan el servicio de carga y llevan a la isla todo tipo de productos, pero especialmente combustible, del que la isla depende absolutamente. Además el agua es escasa en verano y los vientos son tan fuertes que estropearon la única turbina eólica construida allí en los años ochenta.

Los 270 habitantes de la isla viven en la capital, Edimburgo de los Siete Mares, en aproximadamente 120 viviendas construidas mayormente de madera y metal. 

Las casas no cuentan con aislamiento ni calefacción central y a menudo sufren por la humedad. La isla no cuenta casi con terrenos aptos para la agricultura, y la segunda ocupación más importante de sus habitantes, aparte del servicio público, es la pesca.

Todo ello hace el coste de la vida muy alto y eso es precisamente algo que quieren cambiar con el concurso. 

La isla invita a especialistas de todo el mundo a que mejoren el puerto para aumentar las posibilidades de navegación, desarrollen la agricultura en la isla y propongan nuevos sistemas de almacenamiento y reciclaje del agua potable. 

Es vital además mejorar la situación energética de la isla, ante todo remodelar los edificios para que sean ecosostenibles y no pierdan energía. 

Los demás requisitos y la información detallada sobre el concurso se puede encontrar en su página web.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios