Se fue Trump… pero quedó Abbott: Texas seguirá construcción del muro fronterizo

El gobernador de Texas aprobó nuevas medidas para detener a los inmigrantes ilegales.

|
(AP Foto archivo/Eugene Garcia)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Donald Trump ya no es presidente pero su muro fronterizo podría seguir en pie gracias al gobernador de Texas Abbott.

Recientemente, Texas aprobó medidas por las cuales, migrantes indocumentados que crucen la frontera de manera ilegal en Texas podrían ser arrestados y enfrentar cargos estatales.

Además, el gobernador Greg Abbott indicó que también pretende continuar la construcción de un muro fronterizo en la frontera con México.

De acuerdo con las nuevas leyes texanas, los migrantes podrían enfrentar cargos por traspaso, tráfico de drogas, tráfico de humanos o daño a propiedad, entre otros.

Abbott consideró que sólo así se podrá poner fin a lo que considera una “crisis que se encuentra fuera de control”.

Para lograrlo, Abbott estableció además la primera Fuerza de Seguridad de la Frontera del Estado de Texas, que incluirá varias agencias estatales, entre ellas la Oficina del Procurador de Justicia, y el sistema de cárceles de todo el estado.

También firmó una sección del presupuesto estatal aprobado recientemente por la legislatura estatal que otorga mil millones de dólares para la seguridad de la frontera.

Además, pretende continuar la construcción del muro fronterizo, indicando que la próxima semana dará más información al respecto.

“Necesitamos actuar ahora. En Texas aquellos que crucen la frontera no serán recibidos con una alfombra roja como hasta ahora lo ha hecho la presente Administración (federal), sino que irán a la cárcel”.

El gobernador espera que la noticia de que podrían ser arrestados y enfrentar cargos sea una motivación para que los migrantes dejen de cruzar la frontera.

Cierre de albergues infantiles

Una medida del gobernador de Texas, Greg Abbott, para cerrar más de 50 instalaciones que albergan a unos 4 mil niños migrantes podría afectar significativamente un programa nacional que ya opera al límite de sus capacidades para brindar atención adecuada a los niños que cruzan solos la frontera entre México y Estados Unidos.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus iniciales en inglés), que brinda atención a niños migrantes, dijo el miércoles que no pretendía cerrar ninguna de sus instalaciones, pero que estaba “evaluando” la declaratoria de desastre que emitió el gobernador republicano el martes por la noche.

La proclamación instruye a una agencia estatal a negar o descontinuar en los próximos 90 días las licencias a las instalaciones de atención infantil que albergan a niños migrantes. 

(Con información de EFE y AP)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 

Migración: Fe impulsa la ayuda al migrante en la frontera de EEUU

'¡Esa es mi hija!', dice mujer al ver niña migrante en la TV

Kamala Harris visita Guatemala y pide a migrantes no viajar a EEUU

Cargando siguiente noticia