19 de Agosto de 2018

Mundo

En Venezuela, 'la mano de Dios detuvo un baño de sangre'

El presidente Nicolás Maduro advirtió que habrá severa justicia por el 'Golpe de Estado' que intenta derrocar a su gobierno.

El jueves se registraron manifestaciones pacíficas en Caracas. (EFE)
El jueves se registraron manifestaciones pacíficas en Caracas. (EFE)
Compartir en Facebook En Venezuela, 'la mano de Dios detuvo un baño de sangre'Compartir en Twiiter En Venezuela, 'la mano de Dios detuvo un baño de sangre'

Agencias
CARACAS, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que los autores de lo que denominó 'Golpe de Estado' en su contra, serán objeto de “severa justicia” y los acusó de ser “líderes fascistas”.

“Habrá severa justicia conta los autores del golpe de Estado” que estaría en marcha en Venezuela, advirtió el jefe de Estado en su alocución en cadena de radio y televisión llamada de último momento.

Al pedir que “cese la muerte” y que “cese la violencia”, el mandatario sostuvo que “la mano de Dios, su bendición, detuvo lo que pudo haber sido un baño de sangre” en la jornada violenta que la víspera vivió su país, con saldo de tres muertos y decenas de heridos, según cita Notimex.

Afirmó este jueves que la intentona golpista en contra del gobierno es “un plan preconcebido” que lleva al menos tres años de estarse gestando, tanto en el interior como en el exterior del país.

“Es un golpe que tiene tres años” de estarse gestando, pero sus gestores caerán “uno tras otro” por órdenes del Ministerio Público y “ya los estamos buscando”, dijo el mandatario tras señalar que logró descarrilar la intentona golpista.

Quema y destrucción

Agregó que entre los objetivos del plan se encontraba atacar oficinas gubernamentales, estaciones de policía y a partir de ello provocar la violencia en diversas partes del país.

El mandatario elogió a los cuerpos de seguridad que "ahí estuvieron horas recibiendo insultos" durante la violenta protesta del miércoles, y agregó: "Yo he cambiado la orden, hay órdenes expresas de proteger al pueblo venezolano".

Dirigiéndose a los líderes opositores moderados a los que convidó a deslindarse de los grupos violentos, Maduro expresó: "¿Debo permitir que quemen y destruyan este país? Yo no voy a tener las debilidades que tienen ustedes".

"Yo he dado la orden con las leyes de la república en la mano: cualquier acto de hostigamiento, violencia o expresión de odio... lo vamos a castigar... sea quien sea", añadió.

Construyendo una revolución

Afirmó que tiene “documentos escritos” del plan y mostró fotografías de ataques contra oficinas gubernamentales, en una cadena de radio y televisión convocada de último momento.

Hay que hacer como en Egipto, como en Siria, como se hizo en Libia o en Ucrania, dijeron los instigadores de la intentona golpista, denunció el mandatario.

“Aquí estamos contruyendo una revolución” y Venezuela no es igual a esos otros países, puntualizó.

En calma

La capital venezolana retornó a su ritmo normal de actividades, aunque en algunos puntos de la ciudad se observaron algunas pequeñas manifestaciones, así como una mayor presencia policial y militar como parte del reforzamiento de la seguridad que acordó el gobierno tras los violentos incidentes que ocurrieron en la víspera en el centro y este de Caracas, de acuerdo con AP.

En algunas zonas del este de la ciudad, grupos de estudiantes desafiaron la advertencia del presidente Nicolás Maduro de que sería detenido todo aquel que saliera a marchar sin permiso. 

Unos 1,000 estudiantes realizaron una caminata por el próspero municipio Chacao, donde se produjeron disturbios el miércoles luego de la sangrienta reyerta en el centro de la capital, donde falleció baleado un estudiante, uno de los tres fallecidos ese día.

Exigiendo justicia para los estudiantes muertos y gritando consignas tales como "Maduro, cobarde, asesino de estudiantes" y "va a caer y va caer, este gobierno va a caer", los manifestantes se desplazaron por varias cuadras rumbo a la autopista que cruza de este a oeste la capital y bloquearon los dos sentidos de circulación. Los manifestantes abrieron finalmente el paso vehicular sin incidentes violentos.

Antes hicieron una parada para orar en el lugar donde cayó muerto uno de los estudiantes en una céntrica avenida de Chacao.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios