14 de Diciembre de 2018

Mundo

Yate rompe récord al hacer 'el viaje más difícil del mundo'

Salieron de Nueva York, y rodeando Sudamérica llegaron a San Francisco luego de un viaje de casi 50 días.

Cabo de Hornos es uno de los pasos más temidos de los navegantes. (onemi.cl)
Cabo de Hornos es uno de los pasos más temidos de los navegantes. (onemi.cl)
Compartir en Facebook Yate rompe récord al hacer 'el viaje más difícil del mundo'Compartir en Twiiter Yate rompe récord al hacer 'el viaje más difícil del mundo'

Agencias
SAN FRANCISCO, California.- Un yate de regatas, que lleva el nombre de uno de los autos más rápidos del mundo, atracó en San Francisco luego de una de las travesías más rápidas de un navío de velas monocasco desde Nueva York, informaron los organizadores de la proeza.

El Maserati, de 21 metros de eslora navegó por debajo del Puente Golden Gate y atracó en la marina del muelle 39 alrededor de las 11:30 de la mañana, 47 días después de haber zarpado de la ciudad de Nueva York, dijo Judy Laws, vocera de la travesía.

El recorrido de casi 21,283 kilómetros por Cabo de Hornos, en la punta meridional del continente americano, constituye lo que muchos marineros han catalogado durante siglos como una de las travesías más difíciles en el mundo, según informa AP.

El Maserati finalizó el periplo en 47 días, dos horas y 33 minutos, con lo que venció fácilmente el más reciente récord, de 57 días, tres horas y dos minutos, impuesto en 1998, dijo Laws.

"Vencieron (el anterior récord) por poco más de 10 días. Lo hicieron pedazos", expresó Laws.

"Este es un gran hecho", dijo Andy Turpin, editor de la revista Latitude 38, al diario San Francisco Chronicle a principios de la semana. "Este es uno de los récords de navegación más difíciles".

La tripulación de ocho miembros del Maserati -encabezada por el capitán italiano de 47 años Giovanni Soldini- zarpó de Nueva York en el Año Nuevo.

A pesar de los vientos apacibles del viernes por la noche, que retrasaron la llegada del navío unas horas, Laws describió una atmósfera festiva. Políticos como Mauro Battocchi, cónsul general de Italia en San Francisco, se unieron a quienes felicitaron a la tripulación cuando llegó al muelle.

"Ha sido un momento feliz", agregó Laws.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios