24 de Septiembre de 2018

Negocios

El 60 % de las empresas yucatecas desaprovecha el Internet

Pese a que las redes sociales ofrecen ventajas empresariales, muchas compañías no tienen una estrategia de negocio en la red digital.

Las compras por internet actualmente están a la alza. (Milenio Novedades)
Las compras por internet actualmente están a la alza. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El 60 % de las empresas yucatecas desaprovecha el InternetCompartir en Twiiter El 60 % de las empresas yucatecas desaprovecha el Internet

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Hace cincuenta años una empresa que no tenía teléfono no existía; hoy la que no está conectada a internet tampoco figura.

En la actualidad muchas personas tienen dos teléfonos móviles, no por la comunicación, sino para checar promociones en redes sociales; pero la realidad es que de cada 100 compañías, sólo 10 tienen una estrategia de negocio en la red digital, informó Fernando Rojas Sánchez, director de relaciones públicas y franquicias de Creativos Prácticos.

El especialista en negocios a través del uso de las redes sociales señala que gracias a internet se puede obtener una “inteligencia de negocio gratuita”, porque el consumidor habla de su producto o servicio, lo cual le permite establecer políticas o corregir las estrategias de publicidad para que las ventas sean efectivas. 

Indicó que muchas personas ya no utilizan el teléfono para llamar a una empresa porque les contestará un conmutador, “en cambio, si buscan en Google cualquier producto o servicio, el servidor no distinguirá cuáles son los mejores o los peores.

Obviamente, colocará en primera instancia las que pagan por anunciarse o tienen más visitas, pero habrá una infinidad de marcas; esto significa que más que una moda, tener una página de internet es una necesidad”, apuntó.

Se creyó que las redes sociales serían una moda pasajera, pero no es así. Los noticieros nocturnos son el resumen de lo ocurrido durante el día, ya que las personas se mantienen informadas por Twitter, Facebook, Whatsapp u otras redes sociales.

De anunciar su negocio en Facebook, el número de usuarios que tendrá serán miles con alta posibilidad de ventas

La ventaja de tener internet es que ofrece retroalimentación, todo lo que se publica tiene en forma automática una respuesta del usuario.

Recordó que hace años surgió la empresa Mercado Libre, que tenía como objetivo la venta de “garaje” en línea, la cual sustituyó a Segunda Mano, que fue la versión impresa, cuando esta última quiso entrar a las redes sociales, la primera se había posicionado absolutamente.

“Esto significa que hay muchos negocios que no existen físicamente. Las computadoras Dell lograron posicionarse en el mercado gracias a las redes sociales”, rememoró. 

Otro caso de éxito es el de un estadunidense que vende licuadoras. Subió en YouTube un video en el que licúa un Smartphone para demostrar que su producto sí sirve. A la fecha tiene más de ocho millones de visitas y sus ventas crecieron en un 600 por ciento.

Anteriormente, dijo, para saber qué opinaba el público de su producto tenía que hacer encuestas en la calle; si pone en marcha una estrategia de promoción en donde anuncie el precio de tres piezas por el costo de dos, y hace que 100 personas repliquen su comentario, las ventas se disparan; a eso se llama inteligencia de negocio gratuita.

Una taquería de Mérida descubrió mediante las redes sociales que a sus clientes les molestaba el tiempo de espera para ser atendidos.

Como estrategia ofreció un agua fresca gratis mientras esperan su turno y resolvió el problema; las ventas fueron en ascenso porque se mejoró la atención, la calidad y mantuvieron su clientela.

Mencionó que a nivel mundial mil millones de personas tienen Facebook, lo cual equivale a un sexto de la población. “En Mérida existen 560 mil cuentas de Facebook, más de la mitad de la población, si se considera que llega a un millón de personas; es decir, hay un mercado potencial para las empresas con conectividad y competitividad; las que no tienen, no existen”. 

En evolución
  • La forma de comunicarse tanto a nivel personal como empresarial está evolucionando debido al crecimiento exponencial del uso de los dispositivos móviles.
  • Ya no es suficiente contar con un equipo para hacer llamadas, ahora existe una inmensa gama de opciones porque la interconexión es necesaria, pero no estamos protegidos.
  • Hay programas maliciosos (malware) que aparecen de forma continua. Se debe promover la cultura de la seguridad cibernética.
  • Tenemos que instalar a los equipos de cómputo por lo menos un antivirus para cuidar nuestra información, pues quedó al descubierto que “la nube” no es segura; las empresas deberían procesar su información para que nadie pueda descifrarla, a menos que tenga autorización.
  • Debemos recordar que en internet “nada es gratuito”, de manera que cada vez que da clic a una aplicación permite que “alguien” tenga acceso a cierta parte de su información personal.

Entre lo actual y lo tradicional

Un caso de éxito en negocios virtuales es Netflix. La gente paga por ver películas sin comerciales, y además tiene la programación disponible las 24 horas del día. Es una empresa basada en internet porque físicamente no existe una tienda llamada Netflix, como si fuera el caso de Blockbuster.

En general, las Pymes se resisten a usar la Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) como manera opcional de hacer negocios. Aunque algunos se inclinan por las redes sociales, la mayoría sigue los métodos tradicionales de propaganda impresa, como volantes.  

Advierten desconexión sin internet

Las empresas que no están en línea o conectadas en internet empezarán a tener un rezago funcional, ya que serán llevadas a un aislamiento con cada vez menos clientes; es decir, que están destinadas a desaparecer, señaló Alberto Muñoz Ubando, vicepresidente de innovación de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti). 

Explicó que las redes sociales tienen una dinámica de interacción que permite a los ciudadanos opinar sobre eventos sociales, políticos y culturales casi en el instante que suceden, de manera que si se trata de productos o servicios, ocurre lo mismo. 

“Las tendencias industriales implican la integración de equipos multidisciplinarios para la creación de productos y servicios cada vez más especializados, ya que ahora los clientes son más exigentes porque los mercados están cambiando: los consumidores conocen y seleccionan lo que adquieren”, precisó.

“Lo más importante para el consumidor final es que puede tener acceso a información que hasta hace unos años era inaccesible, lo que le permite tomar la mejor decisión porque es su dinero el que está de por medio”, señaló. 

El especialista indicó que una empresa que no está en internet, además de perder oportunidades de negocio al no tener la posibilidad de ofertar sus productos o servicios mediante la venta en línea, es probable que su comunicación se “encarezca”, ya que estar conectados a internet también permite abaratar costos. 

Empresarios locales dejan 'escapar' las opciones cibernéticas

La conexión a internet impacta en la productividad de una empresa porque se vive en la era digital; sin embargo, conectividad no es sinónimo de productividad, porque a nivel empresarial pocos aprovechan esas ventajas, indicó Mario Renán Moreno Sabido, jefe del departamento de sistemas y computación del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM). 

El especialista indicó que basta decir que de 100 negocios, 95 tienen acceso a internet, pero sólo 40 aprovechan al máximo todo el potencial.

Señaló que de las pequeñas empresas sólo 40 de cada 100 con internet logran un beneficio completo al explotar las herramientas que facilita la web, como son las redes sociales enfocadas al segmento de clientes que desean llegar, ya que muchos negocios abren sus cuentas, pero no las atienden o permiten que las manejen personas inexpertas.

Agregó que las compañías que no están conectadas a internet se encuentran en desventaja ante sus competidores, ya sean micros, pequeñas, medianas o grandes.

La conectividad a internet no siempre es sinónimo de productividad

Respecto a cuántas empresas yucatecas tienen acceso a internet, estimó que sólo un cinco por ciento está fuera de la jugada, ya que el Gobierno del Estado ha trabajado para ofrecer conectividad a la población, y una muestra son los parques tecnológicos en diversas comunidades, en donde además hay señal gratuita. 

No obstante, reiteró, el hecho de que tengan conectividad no quiere decir productividad, ya que un negocio puede tener conexión a internet, pero si no la explota para sus operaciones, como acercamiento con el cliente, mercadotecnia, publicidad o estrategias de negocio en general, de poco o nada les sirve.

“El potencial para explotar ese mercado es amplio, pero por falta de conocimiento muchas personas sólo se basan al Facebook, Twitter o Whatsapp y lo peor del caso es que lo hacen sin estrategia”, agregó. 

Respecto al cómo se pueden aprovechar mejor esas herramientas, comentó que falta cultura cibernética, por lo que recomienda acercarse a los expertos para escuchar casos de éxito y conocer la importancia del internet. 

“Existe gran cantidad de empresas que comparten sus casos de éxito en internet, por tanto, falta iniciativa, ya que sobran fuentes en donde se puede buscar la ayuda de expertos en tecnologías de la información”, advirtió.

Uso eficaz
  • Los empresarios deben invertir en tecnología y aprender a utilizarla para detonar las ventas de sus productos. 

Empleados, con 'oficina completa'

La tendencia en tecnología empresarial indica que las computadoras de escritorio y las laptops tienden a desaparecer; en cambio, los teléfonos inteligentes, las tablets y otros medios marcan la pauta y llegará el momento en que el empleado trabaje con su propio equipo.

"Las empresas dejarán de invertir en mobiliario, ya que en un dispositivo móvil se puede tener “la oficina completa”, señaló Francisco Javier Cárdenas Pimentel, jefe del centro de cómputo del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM).

El experto indicó que entre cinco y 10 años algunas empresas sólo apoyarán al personal con un pequeño espacio como oficina, en donde haya una impresora, un teléfono y conexión a internet, o tal vez con algún porcentaje del precio que pagan por el paquete que hayan contratado.

Muchas empresas ofrecen al empleado un equipo de comunicación básico, apuntó, un teléfono móvil que les permita localizarlo, saber dónde está durante su jornada laboral, pero si requiere otras funciones como conectarse a internet, checar redes sociales, el trabajador termina por adquirir uno propio.

Esto ya es una realidad en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara e incluso en Mérida, ya que en algunas empresas se trabaja de esta manera.

“El que una empresa tenga conectividad a internet favorece su productividad, pero hay que definir quiénes tienen acceso a la información, ya que el área de mostrador no requiere redes sociales, mientras que para publicidad o mercadotecnia puede ser vital”, explicó. 

Es un hecho que la conectividad a internet favorece la competitividad, pero no todos saben aprovecharla porque mientras en países como Estados Unidos las ventas en línea son una fortaleza para generar más ventas, en México y a nivel local, estamos en pañales.

“Actualmente, la tendencia es vender a través de las redes sociales porque el intermediarismo encarece los productos. Al hacer la venta directa través de un portal o mediante un Smartphone o cualquier otro medio de redes sociales, se reduce el costo, pero debemos verificar que los sitios sean seguros”, aclaró.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios