19 de Julio de 2018

Negocios

Chile, guayaberas, artesanías, miel... los chinos le ganan a Yucatán

Continúa la práctica de replicar productos locales, desde las salsas de chile habanero, juguetes, hipiles y sombreros hasta la guayabera.

La venta de hipiles también ha resentido la competencia oriental (Milenio Novedades).
La venta de hipiles también ha resentido la competencia oriental (Milenio Novedades).
Compartir en Facebook Chile, guayaberas, artesanías, miel... los chinos le ganan a YucatánCompartir en Twiiter Chile, guayaberas, artesanías, miel... los chinos le ganan a Yucatán

Candelario Robles/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La miel, principal producto de exportación del campo yucateco, es la más reciente víctima de la práctica China de replicar masivamente artesanías y manufacturas locales, que se inició con las salsas de chile habanero y continuó con juguetes, hipiles, sombreros y hasta la guayabera.

La guayabera yucateca, como ya informamos, es uno de los productos locales que está en riesgo de extinguirse ante la masiva producción china de esta prenda masculina.

La industria textil yucateca, sobre todo de productos tradicionales como las guayaberas y las hamacas, ha cobrado fuerza en mercados de los Estados Unidos y países de Europa. Sin embargo, en la actualidad la guayabera yucateca es otro producto mexicano que está en riesgo ante la masiva producción oriental de esta prenda masculina.

También puede interesarte: Guayabera yucateca toma un segundo aire en la moda

Ante esa amenaza, no obstante su origen cubano, artesanos locales buscan la “denominación de origen” para la guayabera de Yucatán.

Diferencia en Calidad

“Los chinos han lastimado a la industria de la guayabera económica. Ellos lo que hacen es copiar la prenda tradicional. No obstante, la alforza o los pliegues la hace una máquina y no reúne los requisitos de calidad. Ellos las cosen en una máquina inventada por ellos, la que hace los pliegues de un solo tajo, mientras que aquí, en Yucatán, se tiene cuidado de hacer los pliegues uno por uno”, explicó Ramón Avilés Góngora, experto en la elaboración de este atavío de origen cubano.

Artesanos y fabricantes locales están solos ante la competencia que representa la producción masiva y china del ropaje. En Yucatán hay por lo menos 30 modelos y decenas de colores, para todos los gustos y bolsillos, hechos con hilos que van desde el algodón común hasta el algodón egipcio y el lino irlandés.

Todas fibras naturales, En cambio, “los chinos emplean 65 por ciento de poliéster y 35 por ciento de algodón en estas prendas, y únicamente las hacen en tres colores: blanca, beige y azul.

Pero para los industriales textileros yucatecos, aseguran, aún queda una carta por jugar: Al igual que pasó con el tequila de Jalisco y el chile habanero de la Península de Yucatán, ambos con sendas denominaciones de origen, recientemente los empresarios de esta región empezaron a pugnar por le registro correspondiente.

Así, los artesanos peninsulares confían en que la guayabera adquiera la denominación de origen, pues aunque se inventó en Cuba en 1800, en Yucatán se modernizó y es la que hoy se usa.


Las guayaberas y otras prendas han sido copiadas por productores asiáticos, señalan empresarios locales (Milenio Novedades).  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios