21 de Septiembre de 2018

Noticias

Rumbo al domingo siete

José Luis Toledo Medina, “Chanito”, es la figura estelar del PRI en esta batalla electoral...

Compartir en Facebook Rumbo al domingo sieteCompartir en Twiiter Rumbo al domingo siete

José Luis Toledo Medina, “Chanito”, es la figura estelar del PRI en esta batalla electoral, aunque la prioridad de esta maquinaria es acumular victorias en los tres frentes, misión que se les facilita cuando no enfrentan candidatos presidenciales explosivos que les han arrebatado el triunfo en tres procesos consecutivos a partir de 2000, apoderándose de paso del distrito con cabecera en Cancún.

Instalados en el sofá de los antecedentes, los priistas saben que en elecciones intermedias como esta sus adversarios no son tan temibles y disminuye la afluencia de votantes, por lo que una disciplinada estructura puede garantizar el triunfo de quien guste y mande, pero sin caer en excesos de confianza.

“Chanito” Toledo –según el libreto del Tricolor – tiene que vencer y convencer, ganando de calle en el primer distrito con cabecera en Playa del Carmen. Le ayudan sus adversarios no han tenido esa garra mostrada por los retadores del PRI y del Verde en los otros distritos, donde han agitado las aguas inquietando a más de uno.

Para muchos comentaristas, José Luis Toledo es como el Santos de Torreón en el partido de vuelta contra los Gallos Blancos del Querétaro, disputando la gran final por mero trámite. Cuestión de analizar el desempeño de los votantes fuera del municipio de Solidaridad, ya que incluye los municipios de Tulum, Cozumel, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas y una parte de Benito Juárez, excluyendo la zona urbana de Cancún y su zona hotelera.

En el segundo distrito (Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto) el proceso es más interesante, aunque encabeza el pelotón la candidata priista Arlet Mólgora Glover. Lo llamativo de esta batalla es la intensidad de las campañas de cuatro rivales: Domingo Flota Castillo (PRD), Mahmud Chnaid Novelo (PAN), Andrés Ruiz Morcillo (independiente) y Mauricio Morales Beiza (PT).

Domingo Flota participa decidido a dar el campanazo, alimentado por su historial de triunfos consecutivos, primero como jugador del Tri y ahora de los amarillos. Quien ha sido dos veces alcalde de José María Morelos domina el guión de estas batallas y ha sido aceptablemente respaldado por las cúpulas del perredismo.

Mahmud Chnaid ha hecho una labor hormiga de casa en casa para entregar su mensaje a ciudadanos que no comprenden los alcances de un diputado federal. Quizá su frescura como candidato externo del PAN le permita acumular simpatías, pero el equipo que lo acompaña es muy insípido.

Andrés Ruiz Morcillo está en plan optimista y su aspiración depende del comportamiento del elector chetumaleño que puede meterlo en la pelea o desinflarlo. Sus números pueden inyectarle bríos, aunque se tendrá que evaluar el peso del desprestigio que ha sido tendido de nuevo al sol.

Y también Mauricio Morales Beiza (PT) ha hecho una campaña muy animada, aunque tiene la mira puesta en la silla que ocupa José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, alcalde de Bacalar. Lo positivo para el petista: ha estado en la línea de fuego como candidato.

Por último, en el tercer distrito de Cancún la final es entre Iris Mora Vallejo (PRD) y Remberto Estrada Barba, de la coalición Verde-PRI. Nada para nadie en este distrito, pero ya se acerca la hora del partido decisivo.

Al rescate de un elefante blanco

El fallido Centro de Educación Climática de Chetumal, obra construida  como parte del proyecto “BiouniverZoo” y que fue inaugurada a días de terminar el gobierno de Félix González Canto, está en la mira de la Unidad Nacional de Asociaciones de Ingenieros, asociación civil que pretende rescatar el armatoste y darle el uso para el que fue diseñado.

Desde su inauguración, el Centro de Educación Climática cayó en desgracia debido a errores garrafales  en el drenaje, por lo que con las primeras lluvias fuertes se inundó por semanas, provocando severos daños en su estructura.

A pesar de que invirtieron unos 45 millones de pesos en su edificación, nadie cargó con la culpa de este desfalco al erario, pues la empresa encargada de la obra, Promotora de Desarrollos Urbanos y Ambientales (Prodeurba) se lavó las manos y responsabilizó del problema a funcionarios municipales y estatales de “recortar” gastos obligándolos a colocar un drenaje insuficiente.

El arquitecto paisajista Luis Carrión Cuéllar, encargado del proyecto, señaló a Ángel Mota Salazar y José Roch Vázquez como los responsables de disminuir la inversión en drenaje, proyectado originalmente para 330 mil litros. Al final quedó en 110 mil litros, provocando un daño devastador que dejó inservible la obra.

Ángel Mota eta Subsecretario de Política Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente del Estado y posteriormente quedó al frente de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano. Y José Roch Vázquez fungía como director de Cambio Climático y Gestión Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente.  

Cuatro años después, este elefante blanco sigue en el abandono y se utiliza en la actualidad como una entrada “de lujo” para el zoológico capitalino, muy lejos de la función para la que fue diseñado que era la de crear un espacio educativo para concientizar a la ciudadanía sobre el calentamiento global y los factores climáticos.

Ahora, esta asociación de ingenieros civiles propone coadyuvar con el gobierno estatal para rescatar el proyecto, detectar los errores de la obra y corregirlos, para que cumpla su propósito y la millonaria inversión no siga en la basura.

La intención es buena, siempre y cuando la motivación surja de una preocupación verdadera por darle vida a este espacio y no por intereses malsanos de carácter económico. Esperemos que se logre resucitar al elefante blanco.

Los diablos andan sueltos en Chetumal

Por segunda vez el cajero automático de Santander ubicado sobre la Avenida Insurgentes fue presa de un robo, en un fenómeno que se está volviendo cada vez más común en la capital.

De 2013 a la fecha, se han registrado doce casos de robos o intentos de robo a estos aparatos en el sur del estado, a pesar de que muchos están ubicados en edificios públicos o en zonas altamente transitadas.

Ni las alarmas, ni las cámaras de seguridad, y mucho menos la escasa vigilancia policiaca desalientan a los roba-cajeros, quienes muy pocas veces son capturados.

Y otros diablos andan sueltos en Chetumal, ya que la delincuencia golpea en cualquier zona de la ciudad y no respetaron ni a un exitoso vendedor de hamburguesas a quien le dispararon en la pierna, exigiendo al dueño de Cangreburger un botín mucho mayor. El negocio se ubica a la entrada de la unidad deportiva del Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH), sobre la avenida del Magisterio. 

Los asaltantes: seis sujetos con una pistola que huyeron al olfatear el arribo de policías, dejando herido al comerciante que afortunadamente está fuera de peligro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios