15 de Octubre de 2018

Noticias

Sin garantes no se cree…

A tres meses del primer escándalo, el tardío anuncio debió, cuando menos, estar acompañado de la identidad de quienes calificarán la probidad de la investigación.

Compartir en Facebook Sin garantes no se cree…Compartir en Twiiter Sin garantes no se cree…

Dos o tres minutos después de que Enrique Peña Nieto presentó a su nuevo subordinado, Virgilio Andrade, como secretario de la Función Pública, y de saberse la riesgosa instrucción que le dio, pero que despierta suspicacias obvias, empezaba a hacerse tarde para conocer también los nombres de insospechables instituciones y/o personas que juzgarán la consistencia de las investigaciones acerca de probables conflictos de interés en tres compras envenenadas:

–La casa que el Presidente compró en 2005 a la desarrolladora de la familia San Román en el club de golf Gran Reserva de Ixtapan de la Sal.

–La que su esposa tiene desde 2010 en las Lomas de Chapultepec, y a la que añadió un terreno, dijo ella, comprado a plazos a una inmobiliaria del contratista Juan Armando Hinojosa.

–La que el secretario de Hacienda y Crédito Público le compró al mismo contratista en Malinalco, en 2012.

A tres meses del primer escándalo, el tardío anuncio debió, cuando menos, estar acompañado de la identidad de quienes calificarán la probidad de la investigación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios