23 de Mayo de 2018

Noticias

“Warnings”, inadmisibles

En un momento clave para comenzar a detonar por fin el flujo turístico y comercial en condiciones óptimas...

Compartir en Facebook “Warnings”, inadmisibles Compartir en Twiiter “Warnings”, inadmisibles

En un momento clave para comenzar a detonar por fin el flujo turístico y comercial en  condiciones óptimas, autoridades de Belice amenazan con la posibilidad de emitir una alerta para sus connacionales que visitan Chetumal.

Esta “warning”, que no tendría un alcance significativo como los de Estados Unidos contra ciertos destinos nacionales, no deja de inquietar por algunos aspectos que evidencian no habría una relación pujante, tan cercana y honesta entre las partes, o peor aun, estarían deteriorándose.

Las alertas no necesariamente representan un “affaire” diplomático entre las autoridades de los países involucrados, menos en estos desencuentros regionalistas; pero debe preocupar, pues cuando intervienen cónsules honorarios, autoridades locales y agentes de “buena voluntad”, las relaciones deben fluir mejor, sin tanta burocracia ni verse afectada por especulaciones como es el caso.

Lo primero que llama la atención es la fecha en que se emite la intención de levantarla. La Zona Libre registra una dinámica acelerada de turistas procedentes de Quintana Roo y otros Estados del país, quienes adquieren productos a precio conveniente para uso personal o comercial. Durante las vacaciones suelen verse turistas beliceños en la zona sur del Estado, como en Chetumal, Bacalar o Mahahual, y lo mismo ocurre en las áreas beliceñas más cercanas como Orange Walk y Corozal.

Sólo en 2013, un millón 200 mil turistas de ese país cruzaron a México por Chetumal dejando una derrama de 60 millones de pesos, aproximadamente. Este año la cifra sería rebasada.

De levantarse la alerta se desploma de un golpe lo avanzado durante meses en números que significan ganancias para turisteros, restauranteros y comerciantes en general.

En cuanto a la cercanía y confianza entre las autoridades de esta capital y la zona más cerca del país vecino, esta advertencia refleja que se habría deteriorado o hay un asunto coyuntural que lo afecta. En su declaración, el cónsul honorario de Belice en México, Jorge Valencia, sostuvo que “obedece al número de robos (al menos 10) de los que han sido víctimas beliceños que visitan la capital de Quintana Roo”, publicó Novedades Chetumal en una nota informativa firmada por Claudia Martín este miércoles 17.

El tema de los robos ha sido ya presentado en este mismo espacio, enfatizando lo escandaloso que refleja el ataque contra visitantes extranjeros. Esto es un problema real en Chetumal, que adquiere ya una dimensión internacional por esta advertencia divulgada en medios tradicionales y plataformas como Facebook.

Recientemente el jefe de la Policía Municipal de Othón P. Blanco, Gumersindo Jiménez Cuervo, reconocía que robos y asaltos han aumentado, incluso los cometidos con violencia, y que en las estadísticas este municipio superaba en ese renglón delictivo a los del norte, con mayor población y donde por lógica debiese haber más ilícitos.

Las autoridades de Belice están en su derecho, pero sobre todo en la obligación de señalar inconvenientes como estos, pero aun así los robos contra ciudadanos del vecino no debieran significar más que una prioridad a atender. De ninguna manera, pues, una alerta en forma. 

Se debe actuar de inmediato para prevenir la afectación. Tanto las autoridades municipales como los empresarios locales no han hecho lo suficiente. Si bien han desempeñado una tarea mucho mejor que sus antecesores, el apoyo del gobierno de Roberto Borge Angulo ha sido imprescindible para alcanzar un nivel de relación nunca visto. Lo mismo que el gobierno del República, con un interés inaudito en esta frontera.

En esta coyuntura, cuando los programas como Frontera Sur y los acuerdos firmados entre representantes de ambas naciones potencian una relación macro, es inadmisible que se presenten alertas, las cuales atentarían contra el fin de mejorar los asuntos migratorios, económicos y sociales en favor de quienes transitan por la franja limítrofe y de los que la habitan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios