18 de Septiembre de 2018

Noticias

Ya no hay figuras en el boxeo local

El Dr. Santiago Basto Mejía, tiene proyectos importantes, como el ofrecer clínicas a mánagers de esta capital y para eso invitarán a estrategas del centro del país.

Compartir en Facebook Ya no hay figuras en el boxeo local Compartir en Twiiter Ya no hay figuras en el boxeo local

En nuestro comentario anterior  mencionamos la carencia de púgiles de calidad y que el Estado es sólo representado por foráneos a nivel profesional.

Eso no quiere decir que  no reconozcamos la trayectoria y entrega de boxeadores como el quintanarroense Miguel “Alacrán”  Berchelt y del tlaxcalteca Iván “Terrible” Montero, quienes prácticamente han hecho su carrera profesional en Mérida. Ellos se merecen un reconocimiento aparte.

Aquí hemos criticado la poca promoción de las veladas de corte popular, y quienes las organizan  en municipios cercanos carecen de solvencia económica y, al final, terminan “rayando” a los jóvenes pugilistas desafortunadamente,  sin que su mentor  haga algo por  defenderlos.

La única empresa seria en Yucatán es la “Max Boxing”, pero sólo organizó una función  popular durante el calendario pasado,  en el Centro de Convenciones  de la CTM, por la Fidel Velázquez.

Por eso debe haber una empresa  que monte  funciones de 4, 6 y 8 episodios  con solvencia económica que garantice el pago a los peleadores preliminaristas.

Es aquí donde debe meter mano la Comisión de Boxeo de Mérida y que en municipios donde no existe una comisión, como Kanasín, el alcalde exija el depósito de los sueldos a los que tomen parte en las veladas que se hagan en su jurisdicción.

Las veces que sean  necesarias pondremos de ejemplo a esas personas  que, de una u otra manera, fueron parte de la formación de púgiles de la entidad.

Por lo que recordamos a la desaparecida dupla promotora conformada por   Gonzalo “Fayo” Solís Domínguez y Alberto “Beto” Eljure Sesín.

La llamada “Mancuerna de Oro” realizaba veladas en el desaparecido Deportivo “San Juan”, la modesta arena que estaba en el barrio del mismo nombre.

Ahí, los habilidosos promotores organizaron combates de cetro  estatal para luego ir por los del Sureste, cuyos campeones  eran considerados en las clasificaciones nacionales, además que los tomaban en cuenta como estelaristas en las funciones sabatinas que trasmitía Televisa y eran montadas por los hermanos empresarios William y Asís Abraham Dáguer, también ya desaparecidos.

No olvidamos que Mérida era el centro de atención del país en cuanto a fistiana, porque era considerada la capital del pugilismo en el Sureste mexicano.

Se acabó todo eso y ahora están siguiendo los pasos de Cancún,  donde los combates estelares son en base a boxeadores de otros estados del país; sólo les importa los intereses de las empresas televisivas y no proyectar a los peleadores del patio.

A pesar de que hasta ayer no habían recibido oficialmente el nombramiento como miembros de la Comisión de Boxeo de Mérida, su presidente, el Dr. Santiago Basto Mejía, tiene proyectos importantes, como el ofrecer clínicas  a mánagers de esta capital y para eso invitarán a estrategas del centro del país, además de ellos  tendrán como invitado de honor al maestro  Jesús “Cholaín” Rivero Gamboa.

También ofrecerán pláticas a jueces y réferis para una mejor seguridad  de los pugilistas que toman parte en las funciones que se hacen en Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios