Analizan cómo resolver casos difíciles con juicios orales

Poder Judicial realiza el “Seminario de aplicación práctica de la teoría del delito en el proceso penal acusatorio”.

|
El doctor Honoris Causa Enrique Díaz Aranda impartió el seminario. (SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Jueces, defensores, funcionarios del Ministerio Público y profesionales del Derecho en Yucatán analizan mediante un seminario cómo resolver casos complicados utilizando los juicios orales, lo cual implica determinar si se puede condenar a una persona, fincar un delito u ordenar su libertad.

El Poder Judicial del Estado realiza el “Seminario de aplicación práctica de la teoría del delito en el proceso penal acusatorio”, organizado por la magistrada Ligia Cortés Ortega, y en el que ayer participó el doctor  Honoris Causa Enrique Díaz Aranda.

En entrevista, Díaz Aranda dijo que “estamos mostrando los criterios conforme a los cuales se puede resolver con justicia casos complicados, sobre todo durante la audiencia de juicio oral, cómo es que el Ministerio Público puede sustentar la acusación, cuáles son los puntos que tiene que tomar en cuenta el juez y, en su caso, también el defensor, para que se pueda resolver si se puede condenar a una persona y sobre qué delito condenar o liberar”.

Díaz Arana, quien es coordinador de asesores de la Secretaría Técnica para la Implementación de la Reforma Penal, que depende de la Secretaría de Gobernación, recordó que el Código Penal de Yucatán establece que las formas de comisión de los delitos son dolosas o culposas.

“Entonces aquí lo que es importante definir es cuándo hay dolo y cuándo culpa, porque siempre se piensa que obrar con dolo es querer el resultado; sin embargo, hay ocasiones en que el sujeto actúa de forma tan negligente, violando muchos deberes de ciudadano, que hacen que el resultado sea muy probable y por lo tanto la sanción no debería ser por una culpa o imprudencia sino por un dolo eventual”, explicó.

Enrique Díaz, quien ha escrito más de 40 libros especializados en Derecho, agregó que cuando ya se tiene claro cómo interpretar el dolo y la culpa no debe ser tan complicado emitir una resolución.

Cargando siguiente noticia