25 de Agosto de 2019

Mérida

'Ángeles' rondan los hospitales de Mérida

Unas 60 asociaciones civiles brindan apoyo a los familiares de pacientes internados en nosocomios públicos

Las asociaciones civiles están integradas por grupos religiosos, amas de casa y jóvenes. (Facebook/Grupo Compartir)
Las asociaciones civiles están integradas por grupos religiosos, amas de casa y jóvenes. (Facebook/Grupo Compartir)
Compartir en Facebook 'Ángeles' rondan los hospitales de MéridaCompartir en Twiiter 'Ángeles' rondan los hospitales de Mérida

Novedades Yucatán/Mérida
En Mérida, cerca de 60 asociaciones civiles integradas por grupos religiosos, amas de casa, jóvenes y personas de todas la edades brindan apoyo a los familiares de pacientes internados en hospitales públicos, a donde llevan ayuda de alimentos, pláticas de apoyo, un abrigo o un cobertor para que puedan sobrellevar su estancia en espera de que sus parientes se recuperen.

Cuando un grupo altruista llega a los nosocomios, estos voluntarios ofrecen alimento a personas en situación de calle o desprotegidos que no cuentan con recursos suficientes, ya sea tortas, pan, tamales, café, agua, leche, jugo para los niños o fruta para que al menos ese día tengan algo para comer.

El objetivo es que las personas cuenten con algo para alimentarse, y aunque muchas veces una misma agrupación no puede acudir a diario o visita diversos hospitales, no falta quien brinde apoyo a estas personas que no están solas, siempre hay alguien que lleva un poco de pan y café a estos sitios.

El guardia de seguridad del O’Horán, que trabaja desde hace un par de años en el sitio y quien pidió el anonimato, dijo que nunca faltan ángeles que lleguen a brindar un poco de alegría y consuelo a los familiares que se encuentran desesperados por no conocer la situación real de su familiar.

“Cuando estas personas llegan a este hospital lo iluminan con su bondad, con su ayuda desinteresada, porque la enorme labor que realizan no se puede pagar con nada, el brindarle una luz en el camino a esta gente, que muchas veces solo ven un sendero oscuro, hace más loable su labor. Que Dios los bendiga para que sigan ayudando a más”, indicó.

Paulina, que pertenece a una familia de recursos limitados, vivió una situación difícil cuando su padre sufrió un accidente, por lo que su madre debió pasar un par de meses durmiendo en la sala de espera del O’Horán. Debían cuidar el dinero para pagar la cuenta del hospital, por lo que al llegar las asociaciones con alimentos, apoyo moral y sobre todo, con un hombro dónde desahogarte les ayudó mucho para sobrellevar el duro problema que enfrentaban.

“En esta situación que pasamos me acerqué a la asociación, cuya labor consiste en que las personas tengan algo para comer, y si bien no podemos acudir a diario, cuando nos es posible lo hacemos con mucho gusto, porque mi familia y yo pasamos por una situación similar hace algún tiempo, sabemos lo difícil que es estar solos ante un accidente o desgracia”, expresó.

Agregó que después del apoyo que recibieron del “Dr. Sonrisas” decidió sumarse a esta agrupación para regresar un poco de lo que ella, su madre y sus hermanos recibieron cuando más lo necesitaron.

Manuel González, que tienen ingresado a su padre desde hace 15 días, en el hospital Regional No.1 Lic. Ignacio García Téllez (T1), se dijo agradecido del grupo de religiosas que llegaron y todo los que trajeron para comer.

“Hay una preocupación por nuestra situación. Pero nosotros también debemos poner de nuestra parte y aceptar amablemente lo que nos ofrecen para cenar, ya que ellas no tienen la obligación, pero de corazón nos traen un pedazo de pan y algo para beber”, comentó.

Cabe mencionar que no solo organizaciones civiles apoyan esta labor altruista, también existen restaurantes que han implementado actividades para llevar este tipo de ayuda a los hospitales de Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name