Niño de Kanasín vivió un auténtico infierno antes de ser asesinado por su padrastro

Se queda en prisión sujeto acusado de matar a golpes a un niño de 4 años en Kanasín.

|
(Imagen estrictamente ilustrativa)
(Imagen estrictamente ilustrativa)

MÉRIDA.- El niño de Kanasín, que a sus cuatro años habría sido asesinado por su padrastro, vivió un auténtico infierno en los últimos seis meses, pues era víctima de golpizas y violaciones por parte de Luis Alfonso U. T., hasta que el pasado día cinco murió en un hospital por las graves lesiones que sufrió en el último ataque.

Este es un auténtico drama familiar, pues aparentemente la madre de la víctima, quien tiene otro hijo de seis años que también era agredido, no hacía nada para frenar los ataques a los pequeños, ya que la denuncia de este caso fue presentada por la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa).

En la audiencia realizada en el Juzgado Primero de Control del Segundo Distrito Judicial, con sede en el Centro de Justicia Oral de Kanasín, los fiscales formularon la imputación de los hechos, ocurridos en agravio de los dos menores de edad y después presentaron los datos de prueba y solicitaron la vinculación a proceso del imputado, quien se acogió a la ampliación del término constitucional, por lo que la Juez de Control estableció que la audiencia continúe el próximo martes 14.

Los fiscales presentaron los argumentos para sustentar la petición de prisión preventiva, que fue otorgada por la Juez de Control, por lo que el sujeto permanecerá privado de la libertad todo el tiempo que dure el proceso.

Sobre los hechos, los fiscales establecieron que Luis Alfonso es pareja sentimental de la progenitora de los menores R.A.O.B. y J.R.O.B., de 4 y 6 años de edad, respectivamente, cohabitaban todos en un predio en el fraccionamiento Dzoyolá, perteneciente a Kanasín.

Entre los meses de enero a junio pasado, y cuando la madre de los niños salía a trabajar y éstos se quedaban al cuidado de su padrastro, el sujeto aprovechaba para golpearlos con los puños y con un cable.

Pero luego comenzó a violar al menor de cuatro años de edad en repetidas ocasiones. A pesar de las lesiones y cicatrices de los dos niños, la madre no hizo nada por resolver lo que sucedía, de modo que cada vez las agresiones a los dos pequeños eran más severas.

Hasta que el pasado día 5, alrededor del mediodía, Luis Alfonso, sin motivo o justificación alguna, golpeó en repetidas ocasiones en la zona abdominal al menor R.A.O.B., de 4 años de edad, provocándole Traumatismo Abdominal Cerrado, lo que causó la muerte, de acuerdo con el dictamen del Servicio Médico Forense.

La autopsia también reveló que ese pequeño era víctima de violaciones por parte de su padrastro.