Aumentan precios de la canasta básica

Las panaderías incrementarán un peso el costo del pan francés a partir de mañana
|
Aumento en productos como el pan francés. (SIPSE)
Aumento en productos como el pan francés. (SIPSE)

MÉRIDA.- Los precios de productos de la canasta básica como el huevo, frijol, arroz, pan francés, tortillas, verduras y frutas registraron un incremento de hasta el 25 por ciento en los centros comerciales, supermercados y tiendas de abarrotes.

El alza obedece principalmente a la ley de la oferta y la demanda, además del incremento marcado por los grandes proveedores, alertó la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope). El presidente del organismo, Jorge Cárdenas Licona, adelantó que a partir del lunes el precio del pan francés en las tiendas y panaderías de la ciudad registrará un incremento de 50 centavos por pieza, esto producto del alza al costal de harina de 320 pesos a 380 pesos.

Los precios de los productos de la canasta básica, abundó, sí se han incrementado entre 17 y 25 por ciento en los supermercados, aunque dijo que en las dos mil 500 tienditas, tendejones y changarros que funcionan en Mérida el alza no es tan elevada como en los grandes cadenas.

“En las tiendas de las esquina y el pequeño comercio sí hay ajuste a los precios pero es mínimo, es para responder el alza de los proveedores, en los supermercados los incrementos están arriba del 20 por ciento; nosotros como pequeño comercio hacemos una llamado a la ciudadanía para que denuncie ante Profeco en caso de que los precios sean demasiado elevados, porque hay denuncias de que a veces hasta duplican los precios, y tenemos un acuerdo de no elevarlo, salvo a que sean por ajustes del precio del proveedor”, apuntó.

Dijo que los panaderos adelantaron que a partir del lunes se registrará una alza de precio en el pan francés y dulce, porque el precio del saco harina subió 60 pesos y el bulto de azúcar -50 kilos- cuesta ahora 50 pesos más desde hace una semana.

Cárdenas Licona comentó que hasta el momento cerca del 80 por ciento de los pequeños comercios están funcionando; los que han cerrado son, la mayoría, propiedad de ancianos, lo que los pone en riesgo con esta enfermedad que se va propagando.