Exitoso rescate de papión sagrado llamado 'Chico'

El primate que la Profepa sacó de un predio de la comisaría de Xmatkuil, ahora goza de excelente salud.

|
“Chico” permanece en el Parque Animaya con muy buena salud.. (Milenio Novedades)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “Chico” es uno de los siete papiones que en junio pasado la Profepa rescató del abandono en una comisaría meridana y que a consecuencia de las precarias condiciones de salud en que se encontraban fueron canalizados al Parque del Bicentenario, Animaya, para que recibieran la debida atención.

“Quien haya visto a ‘Chico’ ese día hoy difícilmente lo reconocería”, comenta la bióloga Claudia Ham, quien ha estado a cargo de esos animales desde que llegaron a Animaya el 25 de junio de 2015.

La recuperación de “Chico” es notoria, ya que incluso dos días después de su ingreso al zoológico municipal tuvo que ser sometido a un tratamiento intensivo luego de sufrir un “shock” a causa de su mal estado. En ese momento, los huesos de la cadera de “Chico” eran muy sobresalientes por la falta de tejido muscular.

Ocho meses después, este ejemplar de papión sagrado es uno de los que se observan más desarrollados.

“Chico” llegó junto con otros seis papiones, pero uno de ellos murió el mismo día que fue rescatado por la extrema desnutrición que tenía. Los animales pertenecían a un circo que los dejó abandonados en sus jaulas en la comisaría de Xmatkuil.

Al principio fueron trasladados al parque de El Centenario, que cuenta con registro de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales como Predio o Instalación de Manejo de Vida Silvestre.

Luego fueron trasladados a Animaya, donde tendrían mejores condiciones para su recuperación. Legalmente este zoológico está constituido como Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre.

Cargando siguiente noticia