|
ZXS
ZXS

MÉRIDA, Yucatán.- La Cámara Nacional de la Industria del Vestido en Yucatán (Canaive) consideró urgente que se reactiven a partir del primero de junio las actividades en la industria textil, de la cual dependen alrededor de 17 mil trabajadores.

Los 140 empresarios del sector ya no pueden aguantar más el pago de salarios y otras prestaciones en medio de la epidemia del coronavirus, señaló el dirigente local de la Canaive, Fernando Muñoz Carrillo.

Advirtió que la situación por la que atraviesa la industria del vestido ante la continencia sanitaria es crítica, pues llevan prácticamente dos meses paralizados, tiempo en que empresarios y dueños de maquiladoras o pequeños talleres han pagado el sueldo a los empleados.

La situación se agrava cada vez más y en el oriente del Estado la maquiladora Hong Ho anunció el cierre de sus instalaciones en Valladolid y Temozón tras 21 años de operaciones, lo cual dejó sin empleo a alrededor de 700 trabajadores.

El dirigente empresarial lamentó el cierre de esta empresa que ofrecía empleo a mujeres y hombres de las comunidades del oriente, y por ello consideró necesario que la industria reanude de forma escalonada y controlada las actividades a partir del 1 de junio, para evitar más despidos.

“Estamos revisando el cierre de esa empresa para apoyar a los trabajadores con asesorías a través de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), sobre todo para el pago de sus liquidaciones”, aseveró.

Muñoz Carrillo insistió en que empresarios de la industria del vestido han tratado de que no haya despidos en Yucatán, aunque reconoció que ha sido una tarea difícil dado que los talleres y maquiladoras no han recibido ingresos durante esta contingencia.