23 de Mayo de 2019

Mérida

Yucatán, a punto de igualar racha de calor extremo

Especialista recuerda que en 1986 se estableció el récord de 28 días consecutivos con temperaturas iguales o superiores a 37 grados Celsius

El centro de Mérida es una zona donde más se siente el bochorno. (Novedades Yucatán)
El centro de Mérida es una zona donde más se siente el bochorno. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Yucatán, a punto  de igualar racha de calor extremoCompartir en Twiiter Yucatán, a punto  de igualar racha de calor extremo

William Sierra/Mérida
Yucatán está a punto de igualar su récord histórico de 28 días consecutivos con temperaturas extremas, como consecuencia de la intensa ola de calor que se ha prevalecido desde el mes pasado, originada por un persistente sistema anticiclónico, y Mérida ha sido de las zonas más castigadas ante la falta de zonas arboladas, específicamente en el poniente y norte, donde los valores aumentan de dos a tres grados más, expresó Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos de la Uady.

Recordó que el máximo récord se estableció en 1986 al registrarse 28 días seguidos con temperaturas extremas, es decir mayores o iguales a 37 grados Celsius. Esa marca se igualó en 2011 y “estamos a un día (por hoy) de que se repita”.

También explicó que Mérida tiene varios micro-climas, lo cual se debe a las características propias de las diversas zonas, es decir, influye la cobertura de árboles y vegetación. En este sentido, el sector sur-sureste de la ciudad, donde se encuentra la Base Aérea, es el área donde las temperaturas no son tan altas, con respecto al resto de la urbe.

“Ahí se registran las temperaturas más bajas de Mérida, estamos hablando de Morelos, María Luisa, Delio Moreno y San Antonio Xluch; la siguiente zona menos caliente es la oriente y parte de la noreste -Pacabtún, Chuminópolis, Industrial, Brisas, Ávila Camacho y Los Pinos, entre otras- y luego son un horno los sectores poniente y norte, a partir de Altabrisa, Francisco de Montejo, Las Américas, Juan Pablo II, Ciudad Caucel, Yucalpetén, Ciudad Industrial y el Centro Histórico”, indicó.

En ese sentido, explicó que eso se debe a que prevalecen las planchas de concreto y pavimento, y hay poca cobertura de árboles. Es el área donde más plazas comerciales, hospitales e institutos educativos hay.

“Cuando se presentan temperaturas altas, ahí aumentan hasta dos a tres grados más, de ahí que cuando vemos los reportes de las estaciones meteorológicas hay una variación”, añadió.

Esta misma situación ocurre en el interior del Estado, donde las zonas de Motul, Izamal, Ticul, Tekax, Peto y Valladolid, que son las que tienen menos cobertura arbolada, resienten las temperaturas más altas de Yucatán.

Asimismo, explicó que en Progreso se han registrado valores muy altos debido a la poca brisa y a la entrada de aire cálido del sur-sureste.

El especialista explicó que la sensación térmica es una combinación de la temperatura ambiental, radiación solar y humedad. En Yucatán se le conoce como “bochorno”, es decir es la reacción del cuerpo al ambiente.

“Esto se refleja en la cantidad de humedad que se tenga, al haber más será mayor la sensación térmica o índice de calor, incluso puede aumentar hasta 10 grados; sudamos mucho, hay mucho bochorno”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name