Ausentismo en regreso a clases

Alejandro Castro Escalante: Ausentismo en regreso a clases

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Después de que las escuelas permanecieran cerradas por más de un año a causa del Covid-19, la Secretaría de Educación Pública (SEP) diseñó un calendario para el regreso a clases presenciales de manera escalonada en el país a fin de completar el actual ciclo escolar que concluye el 9 de julio próximo. Condicionados por un determinado color de semáforo para tal efecto, las autoridades del gobierno federal han pintado de verde a más de la mitad de entidades para facilitar el regreso a las aulas y para suavizar el rechazo a esta disposición, la SEP insiste en que el regreso de clases es optativo y con el consentimiento de los padres de familia.

Entre los argumentos con los que justifican la apertura de planteles educativos están: los niños y adolescentes que pasaron un año tomando clases a través de diferentes plataformas como el programa “Aprende en Casa” y las plataformas de internet, han regresado a las aulas con emoción, felices y entusiasmados de volver a ver sus compañeros y profesores; que lo que más extrañaron fue el recreo y jugar con sus amigos; aunque sí aprendieron en casa, trabajar desde la computadora les pareció cansado e hizo que les dolieran los ojos. Cabe mencionar que, debido a los altos niveles de contagio, no todos los padres aceptaron la medida y las aulas se vieron vacías en su mayoría obligando las escuelas a realizar un consenso con los padres de familia para decidir si los alumnos regresarían a clases presenciales o terminar el ciclo escolar a distancia como sucedió en muchas de ellas. En otras se acordó que el regreso a clases presenciales sea solo para los alumnos que tienen riesgo de perder el ciclo escolar por lo que se asignaron a los maestros por materia y los alumnos asistirán acompañados con un adulto para entregar trabajos y recibir asesorías. En la mayoría de los planteles educativos se observó vandalismo en sus instalaciones por lo que las autoridades educativas y padres de familia dan mantenimiento y limpieza a los espacios educativos.

Las entidades que arrancaron el pasado 7 de junio son: la Ciudad de México, Aguascalientes, Sonora y San Luis Potosí; en el Estado de México el regreso a las aulas será el 14 de junio; en Morelos será el 22 de junio. Hasta el momento, solo Colima, Jalisco, Tamaulipas, Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Coahuila, Guanajuato y Durango han retomado las clases presenciales, ya sea de forma parcial mediante el Plan Piloto de Regreso a las Escuelas o en todo el territorio. Estados como Baja California, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco, Zacatecas, Baja California Sur, Querétaro y Tlaxcala aún no cuentan con una fecha definida debido a que no consideran seguro el regreso, de igual forma Chihuahua, Puebla, Hidalgo y Yucatán consideraron volver a las aulas para el mes de agosto. En cuanto a Campeche y Nayarit, si bien estos estados ya habían retomado las clases presenciales, estas fueron suspendidas tras retroceder en el color del semáforo epidemiológico.

Cargando siguiente noticia