|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Recibí un correo aclaratorio de mi artículo titulado “Infonavit, el secreto perverso” sobre el oneroso esquema vigente de saldo en veces de salario mínimo: resulta que ahora varía entre la UMA (Unidad de Medida y Actualización) que publica el Inegi y el salario mínimo, el menor.
Ya en 2016 el esquema en veces de salario mínimo creció con la UMA; dicha unidad replica la inflación, pero, como dije, la inflación a veces supera el salario mínino.

Veamos cómo se comportó dicha UMA: supongamos un crédito de 20 años y otro de 30 años, o sea tu saldo debe decrecer por pago de capital al año en 5% y 3.33%, respectivamente.

En 2017 el salario mínimo creció 10% y la UMA 3%, si tu crédito es a 20 años el saldo decreció (5%-3.33%) 1.67%; si tu crédito es a 30 años (3-3.33) solo decreció .33%, o sea se pagó más que lo que subió el saldo, pero en 2018 las cosas cambian, el salario aumentó 10% y la UMA un 7%, en el crédito de 20 años la amortización será del 5%, pero la UMA subió el 7%, o sea el saldo subirá 2%; en el de 30 años es peor porque la UMA subió a 7% y tú pagas 3.33%, el saldo creció 3.7%.

Este 2018 aunque con todo el esfuerzo pagues una parte de tu salario para amortizar el capital, crecerá el saldo a pagar; es verdad que con el cambio de UMA a veces en salario disminuyó el incremento del saldo, pero el esquema es el mismo: pagas una casa nueva todo el tiempo porque el valor del pago se actualiza con la inflación y es totalmente injusto.

Deben eliminar este esquema y convertir todos los créditos en pesos sobre saldos insolutos, es lo justo.

Otro dato curioso es el elevado número de casas deshabitadas del Infonavit. El 71% de las razones es mala ubicación y falta de servicios.

Es decir, los derechohabientes adquieren casas porque el pago es pequeño pero resulta que el transporte público no llega y terminan pagando mucho por este servicio y otra causa es que no hay supermercados y farmacias cercanas; los promotores siempre prometen éstos en el futuro pero nunca llegan y tampoco le preocupan al Infonavit estos elementos básicos de crecimiento familiar.

Cargando siguiente noticia