"El abrazo de un desconocido"

Los mejores artistas son los que logran que sus emociones conecten con la mayor cantidad de gente.

|

Para Miranda

El último capítulo de la magistral serie “Mad Men” tiene una escena que para mí representa muchas cosas: Don Draper, el protagonista, se encuentra en un largo viaje intentando encontrarle cierto sentido a su existencia, ya que, a pesar de ser un interesante hombre de negocios y tener “el mundo a sus pies”, nunca ha conseguido sentirse pleno. Es así como Don llega a un grupo de superación espiritual, una especie de reunión en la que todos confiesan sus miedos y frustraciones con el objetivo de intentar dejarlos atrás.

En ese lugar, Draper escucha el testimonio de Leonard, un señor de perfil bajo que nunca ha sido feliz debido a que es una persona poco interesante para todos, un tipo “común y corriente”. Sin embargo, lo interesante del caso es que Don logra identificarse completamente con Leonard (a pesar de ser personajes tan distintos) y siendo un completo desconocido decide brindarle un abrazo para intentar aliviar sus heridas.

Lo anterior representa para mí una completa metáfora del arte (el artista y su público) y todo lo que puede significar en la vida de algunas personas. El arte es el abrazo de un desconocido. Tiene la capacidad de conectar profundamente a personas completamente distintas sin importar idioma, cultura o edad. Siempre, los mejores artistas son los que logran que sus emociones conecten con la mayor cantidad de gente, pero también los que tienen la capacidad de transformar vidas a través de sus obras.

El cantante y músico Kurt Cobain, quien fue considerado la voz de mando de una generación tan complicada como la de finales de siglo, se quitó la vida debido a que ya no se sentía capaz de crear arte, por lo que entonces, según él, la conexión con el público era solamente una mentira. A pesar de esto, yo creo sinceramente que el arte puede salvar vidas aunque no pueda sanar corazones rotos.