14 de Noviembre de 2019

Opinion

Nueva escuela médica

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Nueva escuela médicaCompartir en Twiiter Nueva escuela médica

Hablar de México es hablar de culturas y tradiciones, de fiestas, pueblos y personas cuyas actitudes y aptitudes son dirigidas a diferentes ámbitos que intentan brindar un servicio para que entre todos logremos vivir mejor. Existen múltiples disciplinas, carreras, maestrías y doctorados; cada una de ellas hecha para un tipo de persona diferente, por ejemplo, yo, como médico, muy difícilmente podría hablarles de finanzas y si lo hago sería de una forma muy superficial, ya que no tengo las aptitudes para ello; pero si me piden que les hable sobre los virus y las bacterias, estoy seguro que podría dar una cátedra muy completa.

Esta semana, nuestro presidente informó, por medio de un vídeo, que se encuentran trabajando en la Universidad de la Salud en CdMx, un predio para preparar médicos y enfermeras comunitarios, además, lo harían sin examen de admisión y sin cobrar un solo peso, argumentando que el problema en el área de la salud es la falta de médicos y que se necesitan más para poder atender la demanda poblacional. Primero que nada, me parece un acierto crear una escuela dedicada a la salud comunitaria, pues la mayoría de los médicos prefiere trabajar en zonas urbanas. Considero también de buen juicio preparar a más personas para cumplir sus sueños, la educación es sumamente importante en nuestro país y con esta nueva facultad se puede crecer en ese ámbito.

Me hacía mucho ruido escuchar que esa escuela de medicina no pondría exámenes de admisión. ¿Cómo garantizarán estudiantes aptos para tener una vida en sus manos? Luego, dialogando conmigo mismo, me di cuenta de que la carrera es tan complicada, que, a la larga, quien no esté preparado para ella, no podrá terminarla. Espero nada más que los estándares de calificaciones sean aceptables, que tenga buenos profesores y sin duda un importante examen psicométrico. A final de cuentas quien estudia se gradúa y si el método para graduarse es el correcto, no creo que haya problema con quien egrese de ahí.

Aunque estoy seguro de que el presidente es buenísimo para algunas cosas, no lo es en específico para el área de la salud, pues no es médico, no trabaja como uno, no conoce a fondo nuestro mundo por más que haya entrevistado a varios de nosotros. Lo que menos le falta a nuestra área son más médicos, somos ya un excedente, las nuevas generaciones que se avientan a esta área la tienen cada vez más difícil con consultas que cuestan menos que un peluquero y falta de hospitales y por lo tanto plazas para ejercer. En septiembre, 65 mil médicos se inscribieron al examen de admisión a la especialidad, de los que admitieron a unos 3 mil, de los cuales, por cierto, aun pasando el examen, existe en estos momentos un “error en el sistema” que dejó a 200 fuera aun teniendo la calificación y la ficha de aceptación.

México no necesita doctores, le urgen hospitales, horarios dignos, más plazas para estudiar la especialidad, mejores sueldos. Así que, la magia de la salud la encontraremos cuando aprendamos a darle su lugar a quienes cuidan nuestra vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name