|

Ya tenemos al Covid-19 aquí y esperando a cobrar sus primeras víctimas. Pero salen a la luz artículos, memes y documentos que desinforman. ¿Cómo puedo saber si una información es legítima? Hay fuentes que supuestamente son más confiables que otras y es importante aprender qué debemos compartir y qué no. El viernes pasado leía una nota de un importante periódico mexicano hablando de este virus y diciendo que, “según un estudio”, ocurrirían ciertas cosas en algunos pacientes. Primero, cualquier artículo que se inicie de esa manera es probable que esté mal. Segundo, nadie que realmente tenga información completa escribe en media cuartilla, muchos nada más lo hacen como primicia mal informada.

La información real está en la web de la OMS y de la FDA de Estados Unidos. Si deseamos algo con más ciencia, la famosa revista científica Nature ha liberado una base de datos con artículos de divulgación científica sobre el virus en la siguiente liga https://www.ncbi.nlm.nih.gov/research/coronavirus/

Sobre qué debemos hacer sabiendo que el virus y rondará por aquí algunos años, primero está la prevención sin pánico. Recuerde que el miedo genera estrés y éste es un factor inmunosupresor de mal pronóstico al momento de estar contagiado. Un error gigante es compartir información alarmista y usar frases como “vamos a morir”, “a ver si no nos da”, “el gobierno debería”... Esto último es cierto, parece que nuestros gobernantes federales se durmieron y por ello nos corresponde a nosotros evitar lugares conglomerados, usar cubrebocas en el trabajo, no salir de casa si estamos enfermos y comunicarnos al 800-00-44-80 o al 911 si tenemos síntomas de enfermedad respiratoria y creemos tener Covid-19.

El coronavirus es un patógeno causante de múltiples enfermedades, entre ellas el catarro común. Sin embargo, se generó un nuevo tipo, el Covid-19 y el cuerpo no tiene defensas suficientes para destruirlo. De por sí, todos los virus respiratorios son de fácil contagio, pero al ser nuevo para nuestro sistema, se propaga más rápido y genera padecimientos como catarro común, faringitis (inflamación de la garganta), bronquitis (inflamación de los bronquios), neumonía (infección pulmonar), entre otros. Para darnos una idea de qué tan grave es el virus, según la OMS, el Covid-19 tiene una semejanza en mortalidad con el dengue, aunque parece no afectar a bebés pero sí a mayores de 60 años y enfermos con diabetes, hipertensión, VIH, EPOC y cáncer.

Para contener el virus se invita a no acudir a hospitales a menos de estar muy enfermo (fiebre mayor de 38, dificultad respiratoria) y, si se piensa que es coronavirus, llamar primero a los servicios de emergencias. Los hospitales privados, hasta nuevo aviso, no atenderán a pacientes con Covid-19. Si eres mayor de 60 años, trata de no salir de casa a menos que sea necesario y, si tienes familiares en asilos de ancianos, llévalos a tu hogar.

Por último no queda más que invitar a mantener la calma, evitar compras de pánico y lavarse las manos con agua y jabón.