|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Una película que nos haga pasar un buen rato se agradece en estos tiempo tan difíciles, y eso es justamente lo que hace la nueva película de Netflix que lleva por título “La esperanza, esa cosas con plumas”, un largometraje dirigido por Brett Haley y con un guión basado en la novela Sorta Like a Rock Star, de Matthew Quick, también autor de El lado luminoso de la vida, sí ese libro que inspiró aquella gran película que fue protagonizada por Bradley Cooper y Jennifer Lawrence, quien por cierto es ganadora del Oscar a mejor actriz por ese trabajo.

Esta película nos cuenta la historia de Amber Appleton (interpretada por Auli’i Cravalho), quien es una chica bastante optimista, incluso aun cuando su vida personal le siga arrojando argumentos para no serlo. La protagonista también es dueña de un enorme talento musical, y sueña con tener una oportunidad en la prestigiosa Universidad Carnegie Mellon, donde estudió su padre.

La historia continúa con la muerte del padre de Amber, pues la adolescente va a vivir con su madre, Becky (intepretada por Justina Machado), a la casa de su nueva pareja, Oliver, quien es un adicto al alcohol. Pero, las cosas no salen tan bien, pues Oliver resulta ser un hombre violento y tras varios episodios, ambas deciden irse de ahí, sin embargo, no tienen a dónde y por eso, al comienzo de la película, vemos a ambas pasando las noches en un autobús escolar.

A partir de ese momento empiezan a suceder una serie de tristes acontecimientos que seguramente doblegarían a más de uno; sin embargo, un suceso hace que la protagonista entienda que siempre hay buenas noticias, a pesar de que todo parezca malo. Y que todo es más fácil cuando compartimos las vivencias con un grupo de buenos amigos.

Esta película se ha convertido en una de las pocas cintas que nos han hecho pasar un buen rato en estos tiempos difíciles, además de que nos demuestra el importante papel que puede jugar la esperanza en los momentos en los que parece que no hay más (justo como los que estamos viviendo ahora). El largometraje cuenta con un buen elenco, el guión está bien adaptado y la dirección cumple un buen trabajo.

Sin duda es una historia a la que debemos darle una oportunidad, sobre todo si quieres pasar un buen rato en familia.

Calificación: tres estrellas y media.

Cargando siguiente noticia