|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

El día de hoy le toca el turno a Fragmentos de una mujer, película dramática de Netflix, una producción original de la plataforma que ha estado arrasando en los últimos días, pues no se ha bajado del top ten de la aplicación. Este film está dirigido por Kornél Mundruczó, quien compartió créditos con la guionista Kata Weber, y que cuenta con la participación de actrices y actores como Vanessa Kirby, Shia LaBeouf, Ellen Burstyn y Molly Parker.

Este interesante largometraje nos presenta la historia de Martha y Sean, quienes son una pareja que reside en Boston, Massachusetts. Ellos están esperando a su primera hija, sin embargo, lo que se supone debía ser un día de felicidad se transforma en un verdadero drama y una experiencia que será traumática. La pérdida de su pequeña los golpeará en lo más profundo, pero también los sumirá en una tremenda depresión. Mientras se enfrentan a todo esto, también deberán prestar atención a otro punto importante, pues abrirán una batalla legal contra la matrona que se encargó de atender a Martha cuando dio a luz.

Si en algo coincidieron la mayoría de los comentarios sobre Fragmentos de una mujer es que éstos son extremadamente positivos. Desde el comienzo de la película podemos notar que tanto el trabajo en la dirección como las interpretaciones de sus protagonistas son buenos, por lo que podemos calificarla como una experiencia redonda que logra transmitir al espectador la verdadera fuerza dramática de la historia, lo cual juega un papel muy importante cuando se trata de una película.

Es una producción en la que es fácil identificar el trabajo con detalle que se llevó a cabo en cada aspecto, desde el plano artístico, que juega un papel importante para el éxito de la película, hasta el compromiso de los actores para entender e interpretar a sus personajes.

Un recurso que se utiliza en este film es el plano secuencia, que si bien ya se nos ha presentado algunas veces en los últimos años en películas como 1917, Birdman o El renacido, no deja de ser un elemento que forma parte fundamental cuando se trata de enganchar al espectador.

La película es buena, nos cuenta un historia que nos hará sentirnos atraídos y sin duda el director fue capaz de transmitir a través de las imágenes el dolor de los personajes. Si no has sido espectador de esta película, te recomiendo que la agregues a tu lista.

Calificación: tres estrellas y media.

Cargando siguiente noticia