por:
|

Seguimos ante una avalancha de incertidumbre, no sólo mediática, también social y psicológica; sin duda esto se debe a lo paradójico de la información que sale de los distintos órganos gubernamentales, y que confunden más a la gente. Hoy se vive un hastío por saber cuándo podremos trabajar, y la clase política sólo está pensando en las campañas y cómo las van a pagar. Escuchas que no hay dinero, pero resulta que se va a construir un estadio para los equipos de futbol, Venados, y de Béisbol, Leones; me da gusto por el deporte, pero me hago la pregunta: ¿tiene más importancia o es más necesario un estadio que ayudar a tanta gente que hoy no tiene que comer? Creo que la respuesta es más que obvia, todos lo entienden menos los que lo deberían entender y aplicar la medida correspondiente, pero políticamente no es tan visible o tangible matarle el hambre a muchos yucatecos como construir un estadio de alto pedorraje, política y humanamente incorrecto.

Han hecho infinidad de reuniones con las diferentes cámaras empresariales y sectores y a mi mente llega otra pregunta: ¿cuándo se reunirá el señor gobernador con todo el sector del entretenimiento, la cultura y las artes?, porque somos uno de los sectores más afectados, a los que nos bajaron primero el switch y estamos de último en la cola, y no entiendo por qué. Ojalá alguien me explicara cuál es la diferencia entre un avión y un teatro, porque a diario vemos fotos de vuelos que van atiborrados de gente y los teatros no pueden trabajar. ¿En verdad se corre más riesgo en un teatro que en un gimnasio? Esperemos que esa reunión con el sector de la cultura se dé pronto, porque tan importante es la economía como el estado emocional de las personas, y el alimento del alma es la cultura y las distintas expresiones artísticas que dan un rato de alegría a la gente para que olvide sus penas y estrés y no se vuelva un problema de salud pública. Recuerden que Yucatán está en los primeros sitios en suicidios.

Otro punto que hay que tomar en cuenta es la educación, por eso es lamentable que Víctor Chan haya desbaratado todo lo que se había logrado en el Cepredey y no se le hubiera dado continuidad. Ahí se trabajaba en fomentar la cultura y los valores a través del arte. Este fin de semana hubo 8 fallecimientos en diez accidentes, y en todos el alcohol tuvo presencia, así como en la violencia intrafamiliar. Esperemos los próximos días para ver si la rumorología -este recurso de comunicación organizacional- se cristaliza, porque en las redes corre la versión de que habrá nuevamente ley seca del 11 al 17 de septiembre. Veremos qué pasa, recuerden que el gobernador se los dijo: “Pórtense bien”, pero tal parece que, como chiquitos, aprenden a base de castigos.

Y hablando de castigos, a los que deberían castigar es a los responsables de estar cometiendo arbitrariedades, en caso de ser ciertas, pues en varios municipios, entre ellos Tetiz y Motul, hay gente cobrando más de cien mil pesos al mes, y no son ni asesores, ni directores, son afanadores, y peor aún, están sus nombres en más de dos rubros de la nómina. Esto se llama fraude o robo, y valdría la pena escuchar a los alcaldes, pero hasta ahora puro silencio. ¿Realmente no saben de estos fantasmas en la nómina, o de manera ilícita están juntando para su retiro o para la campaña de 2021? No tienen llenadera ni vergüenza, masinó.