Vuelos aéreos y documentos originales

Felipe Escalante Ceballos: Vuelos aéreos y documentos originales

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

LOS VUELOS AÉREOS Y LOS VUELOS TERRESTRES. Por los contagios del temible virus que asuela a la humanidad varias compañías de aviación han sufrido retrasos y cancelaciones de sus vuelos a distintos destinos. Un antiguo periódico peninsular publicó esa noticia a todo lo ancho de la plana, con un título sorprendente: “El virus frena los vuelos aéreos”.

Nuestro vecino de esta página, Ing. Raúl Asís Monforte González, quien, además de impulsar el uso de energías limpias es devoto de la limpieza del idioma español, nos comenta con un dejo de ironía: “La buena noticia es que el condenado virus aún no empieza a frenar los vuelos terrestres”.

¿Para qué seguimos? El pleonasmo es evidente. La honda entra en acción, con premura lanza una fuerte pedrada hacia los “vuelos aéreos” y la primera pieza de este sábado reposa en el morral.

DOCUMENTOS ORIGINALES. En la prensa diaria vemos un aviso del INE para actualizar la credencial de votar: “Se debe acudir al módulo y llevar tres documentos en original: el acta de nacimiento, un comprobante de domicilio reciente y una identificación con fotografía. El acta de nacimiento no tiene que ser reciente, ya que solo se necesita que sea original y que los datos asentados sean perfectamente legibles sin ningún tipo de tachadura o alteración”.

Muy difícil será cumplir con los requisitos del Instituto Nacional Electoral. El acta de nacimiento original es la que existe en los archivos del Registro Civil. Esa acta fue firmada por los padres del recién nacido y en ella obran las huellas dactilares y plantar del neonato y fue autorizada por el funcionario de esa oficina que dio fe del hecho. No es posible a los particulares obtener o sacar ese libro de actas de los archivos del Registro Civil para llevarle el original al INE, como se pide en el aviso que comentamos.

Para los trámites que todos realizamos ante diversas instituciones públicas y privadas, el Registro Civil expide certificados o copias certificadas de las actas originales relativas a los sucesos de la vida de una persona, como nacimiento, matrimonio, divorcio, defunción, etc. De estos instrumentos legales (certificados) sí se pueden obtener fotocopias y éstas, por no ser documentos originales, carecen de valor ante la ley.

En su aviso el INE debió de pedir a los solicitantes el certificado original de su acta de nacimiento, o el original del certificado de su nacimiento.

El raudo e inquieto tirahule dispara un guijarro hacia esa imprecisión, el segundo gazapo del día reposa en el sabucán y con ello concluimos la actividad de hoy.

Hasta el próximo tirahulazo

Cargando siguiente noticia