15 de Diciembre de 2019

Opinion

Las costas

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Las costasCompartir en Twiiter Las costas

En los últimos años los trabajos de investigación científica en la península de Yucatán se han intensificado de manera importante y los resultados deberían ser tomados en consideración para la conformación de las diferentes políticas públicas.

El laboratorio nacional de resiliencia costera dio a conocer desde 2017 una tarjeta de reporte para la costa yucateca y la calificación de su estado de salud. Para ello dividió la costa en cuatro regiones: la primera de Celestún a Sisal; la segunda, de Progreso a Telchac Puerto; la tercera, de Dzilam de Bravo a San Felipe, y la cuarta de Río Lagartos. Las calificaciones son A bueno, B regular y C malo.

En general, la costa de Yucatán recibió una calificación de B (regular ); sin embargo, la calidad del agua no es óptima en ninguna parte, además la región de Progreso a Telchac está significativamente impactada por un desarrollo urbano no sustentable, y cumple con pocos indicadores en cuanto a los parámetros de buena salud; es decir, tiene mala calidad del agua, sus manglares están intervenidos por actividades antropogénicas, sus pastos marinos están dañados y la playa de la región una de las más erosionadas.

¿Cómo se mide el estado de salud del medio ambiente? A través de indicadores como: la cobertura de manglar en un polígono determinado y su evolución temporal; población de flamencos que es la estimación aérea de poblaciones y número de pollos nacidos/ huevos puestos; calidad de agua -indices TRiX que evalúa el estatus de variables de la calidad de agua (clorofila, saturación de oxígeno, nitrógeno inorgánico disuelto y fósforo inorgánico)-; condición de playa, dada por el ancho que es la distancia desde el nivel medio del mar hasta el pie de la primera duna; la presencia o ausencia de vegetación y la presencia o ausencia de estructuras de playa. Estos datos se combinan en un índice de vulnerabilidad a la erosión; anidación de tortugas, número de nidadas y crías liberadas de tortuga carey y blanca; porcentaje de cobertura de pastos marinos en un polígono determinado, y evolución temporal y frecuencia de marea roja y los eventos de florecimiento de especies nocivas de fitoplancton.

Christian M. Apendini, integrante del Laboratorio de Ingeniería y Procesos Costeros, señala que el cambio climático en las costas puede afectar a los fenómenos meteorológicos que tendrán más impactos en la erosión costera, además destruir hábitat y arrecifes coralinos y elevar la temperatura del mar.

Sobre el aumento del nivel mar Apendini dice que será paulatino y descartó que pueda ser de dos metros en un solo día. Advirtió que un huracán intenso tendrá impactos desastrosos porque llegará a la costa con más fuerza y poder destructivo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name