17 de Agosto de 2019

Opinion

Hijos de la violencia

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Hijos de la violenciaCompartir en Twiiter Hijos de la violencia

En la puerta principal de la escuela se observan globos, adornos de colores y un enorme letrero hecho con fomi que tiene la palabra “¡Felicidades!”. Hoy es un día de fiesta. Los niños terminan el curso y en unas horas estarán de vacaciones, sin embargo, antes tienen que disfrutar de su evento de clausura. Durante semanas, los alumnos del preescolar y sus maestras practicaron coreografías, tablas rítmicas, y los más grandes incluso montaron un vals.

Se despedirán del kínder, por lo tanto sus papás se han esforzado para que luzcan impecables para las fotos. Los niños tienen sus trajecitos negros, con corbata y zapatos lustrados. Por su parte las niñas llegan luciendo vestidos de color azul pastel, con tocados en el cabello y guantecitos blancos. Hoy es un día de fiesta y todos aquí sonríen.

Inicia el evento y poco a poco se presentan los salones. Los de primer grado asistieron vestidos de animales. Está el changuito, la jirafa, el león, la cebra y todos dan vida a un pequeño show basado en el Rey León. También lucen los de tercer grado, cuyo número tiene la temática del rock and roll. Entre el grupo destaca el pequeño Elvis. Su mamá le hizo una guitarra de cartón y con ella baila intensamente por toda la cancha. El pequeño Elvis es la sensación del festival.

Otros que sobresalen son los niños que reciben diplomas de alumnos destacados. Durante todo el año se esforzaron por cumplir de la mejor manera con las tareas y hoy son recompensados ante su familia que ha venido a verlos. Los papás, bastante orgullosos, imaginan un futuro promisorio para estos niños y les abrazan deseándoles lo mejor para el resto de sus vidas.

Así debería de pintar un festival de fin de curso en cualquier escuela del país, pero la violencia que hoy se vive ha traspasado situación inimaginables.

En México, las víctimas ya no son solamente adultos relacionados con el crimen organizado; pues las generaciones más pequeñas han comenzado a pagar por los pecados de sus antecesores, por la soberbia de las autoridades y por la incapacidad que hemos mostrado para transformar el deterioro social.

Este martes una desgarradora noticia recorrió los medios informativos del país. Una pequeña de Ciudad Juárez falleció cuando llegaba junto a su papá al festival de clausura del kínder.

Según medios locales, la niña fue alcanzada cuando sicarios llegaron para ejecutar directamente al papá de otro alumno. La menor, de solo cuatro años, recibió una bala perdida y falleció afuera de la escuela. También murió el papá que recibió el ataque directo. El cuerpecito quedó tirado en el pavimento, y con él se desvanecieron las ilusiones de una pequeña y de su familia.

¿En qué clase de país es común asesinar niños?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name