14 de Noviembre de 2019

Opinion

El ombligo, el carácter y los puntos cardinales

El poder de la pluma

Compartir en Facebook El ombligo, el carácter y los puntos cardinalesCompartir en Twiiter El ombligo, el carácter y los puntos cardinales

Para los mayas y posiblemente desde la época prehispánica el humor de las personas se relaciona con el calor del cuerpo humano e influye en el temperamento del individuo.

El calor del cuerpo humano se trae al nacer, pero éste es diferente entre uno y otro de los individuos, es decir, no todos tiene el mismo calor.

Los hombres poseen más calor que las mujeres y los ancianos tienen más calor que los jóvenes. Este calor no se refiere a la temperatura física y menos se relaciona con los estados de ánimo que alteran el control del individuo. Este calor se equipara al temperamento.

Se cree que la gente que ha tenido cargos políticos por mucho tiempo ha calentado su alma y, por lo tanto, tiene un tipo de temperamento propio de los jefes. En los tiempos prehispánicos esta idea de calor estaba siempre asociada a los grandes dignatarios.

Entre los mayas del antiguo Yucatán el concepto de kinam (de kinal: calor) se refería claramente al temperamento de la persona, en especial al de los jefes o señores que imponían temor o respeto. En el Diccionario de Motul se traduce el término kinam como que se refiere a “fuerza, vigor y fortaleza; el temor y respeto que causa uno, cosa que manda, reina y prevalece”. Se considera que todos los órganos internos guardan un orden preciso en relación con el ombligo o punto central, donde se ubica un órgano especial llamado tipté, que se llama así por los latidos que emite, similares al tic tac del reloj.

Con esta idea se reconocen cuatro sectores o rumbos en el abdomen: la zona del hipogastrio llamada u uich puczikal (frente al corazón) y los lados a los que llaman Haman hay nak. Esta manera de concebir el espacio orgánico recuerda la orientación direccional de ciertos grupos mayances del Chiapas que solo tienen términos para Este y Oeste, que es la ruta del Sol, en tanto que para Norte y Sur se limitan a llamarlos lados del cielo.

Alfonso Villa Rojas menciona que en el Ritual de los Bacabes se encuentran fórmulas para controlar el tipté del cuerpo humano. Para lo mayas la personalidad de liderazgos o respeto se perciben por el “calor o kinal” y también por el orden que mantienen con el punto central del cuerpo que es el ombligo y con los puntos del abdomen que también se interpretan como un plano con los puntos cardinales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name