23 de Mayo de 2019

Opinion

Corre el runrún

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Corre el runrúnCompartir en Twiiter Corre el runrún

Mentes fuertes discuten ideas, las mentes medianas discuten eventos, las mentes débiles discuten sobre personas.- Sócrates

Los mexicanos en particular somos muy dados al llamado runrún. Aunque no es una palabra exclusiva del léxico de nuestro país, significa chisme, rumor o que suena algo pero no es comprobado que sea. Alguien también aseveró que: “Dicen, ya es media mentira”.

Los fenómenos económicos no están exentos del runrún. Una de las causas de la gran depresión de los países capitalistas de 1929 fue precisamente el runrún de los mercados especulativos. Se caen las bolsas por la gran incertidumbre, el runrún hace su efecto. También el capítulo económico mexicano conocido como “el error de diciembre” fue ocasionado en gran medida por un runrún.

La historia de México está llena de mitos, leyendas y runrunes por doquier: que los niños héroes no fueron tan héroes, que si el grito de Dolores no fue de libertad e independencia, sino de sometimiento.

Corre el runrún por doquier. La vida social mexicana está plagada de runrunes. Tanto la política nacional como la local. Somos un pueblo que runrunea a diestra y siniestra. Las redes sociales lo avivan diario. Las fake news son el pan nuestro de cada día. La nueva dicotomía del ciberespacio es fake new-verdad. Desinformar es uno de los propósitos que persigue. Los demás son el desprestigio, la mentira para sacar provecho, inducir al error para ganar algo o simplemente manipular.

El runrún no es una conducta nueva, es tan vieja como la historia misma. En el plano político el runrún es de todos los días. Administrativamente se le conoce como “radio pasillo”. Los políticos perversos lo utilizan para desprestigiar a sus adversarios. Sueltan el runrún para que haga su efecto y consigan sus nefastos propósitos, su mortífero veneno, bajo la máxima maquiavélica de que el fin justifica los medios.

En la película Babel de González Inárritu también aparece el tema del runrún mediático, por un evento donde dos menores juegan con una escopeta y le tiran a un camión de turistas, el runrún dice que fue el peligroso grupo terrorista Al Qaeda. Se desata un problema de índole internacional entre naciones.

Hace algún tiempo en nuestra comunidad la gente salía a tomar fresco a la calle en sus cómodas sillas. Ya una vez allá, con el pasar de las personas, se enteraban a medias verdades de los chismes del barrio, de la vida privada de propios y extraños.

Por cierto, ¿Será verdad que Pedro Infante y Juan Gabriel están vivos? Corre el runrún.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name