Derecho a “raja tabla” o la gracia de la ley

José Luis Ropill Gómez: Derecho a “raja tabla” o la gracia de la ley

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

El naturalismo como doctrina filosófica no admite nada por fuera de la naturaleza. Las leyes naturales determinan la propia existencia del ser humano; éste por más que intente, no puede controlar. Autores de esta corriente son Emile Zola y Marco Tulio Cicerón. Por su parte, el positivismo es la corriente filosófica que pretende establecer que todo conocimiento genuino se limita a hallazgos “positivos” que deben ser necesariamente perceptibles sensorialmente y verificables. Es decir, utiliza el método científico como su sensor fundamental.

Pues bien, ambas posturas influyen en el derecho como propuestas ontológicas unívocas. De ellas parten el iusnaturalismo y el iuspositivismo. Para la primera, el derecho como fenómeno humano tiene su sustento en el propio hombre. El ser humano per se tiene derechos ineludibles independientemente de su reconocimiento por parte del Estado. El jurista alemán Gustav Radbruch dijo en contra el positivismo: “Derecho extremadamente injusto, simplemente no es Derecho”.

El hombre donde se encuentre tiene derechos humanos, más allá del lugar, época y tiempo. Para los iuspositivistas el único derecho que existe es el creado por el Estado. El derecho que transitó un proceso de creación y que además lo declaran válido. En el siglo XX aparecieron otras propuestas jurídicas como el neopositivismo basado en posiciones lingüísticas más que en ontológicas. Alguien se atrevió a decir: “Los límites de mi lenguaje, son los límites de mi mundo”.

Viene a colación esta reflexión porque en los últimos días hemos visto como nuestro máximo tribunal ha finalmente declarado como inconstitucional el tema de la criminalización del aborto. Ahora los congresos locales deberán derogarlo de sus códigos penales estatales para estar en la misma sintonía del criterio de nuestro máximo tribunal. Se deberá iniciar un proceso de modificación al sistema jurídico mexicano con el propósito de adecuar el sentido de esta resolución al criterio de la SCJN. Se dieron cuenta los ministros después de muchos años de criminalización que era un derecho de cada mujer a decidir sobre su cuerpo. Las detenidas deberán ser indultadas y con sus derechos reservados a contra demandar al Estado por esta privación de sus libertades por una norma inconstitucional.

Ya lo decía John Rawls en su obra Una teoría de la justicia el velo de la ignorancia es ponernos ese manto que nos impide ver nuestros intereses en juego en aras de una mejor justicia, sin favoritismos ni influencias de algún tipo. De esas condiciones de las que hablan muchos los políticos, pero que pocos de ellos practican. Para unas cosas el derecho a raja tabla para otras la gracia de la ley.

Por momentos llegué a pensar que el dilema entre el iusnaturalismo y iuspositivismo estaba superado, pero hoy me doy cuenta que siguen en la palestra política-jurídica de nuestras sociedades.

Cargando siguiente noticia