17 de Agosto de 2019

Opinion

El polvo del Sahara en Yucatán

El poder de la pluma

Compartir en Facebook El polvo del Sahara en YucatánCompartir en Twiiter El polvo del Sahara en Yucatán

En los últimos días ha sido tema de conversaciones, además de este calor atípico en junio y las altas temperatura que se están presentando, iguales o mayores de 40°C, el tema del polvo del Sahara; mucho se ha comentado, pero en este artículo trataré de explicarles qué es, qué lo ocasiona y de dónde viene; empezaré por decirles que no es la primera vez que se presenta, ocurre cada año cuando comienza el verano y se trata de una masa de aire muy seca y cargada de polvo que se forma sobre el desierto del Sahara desde el mes de junio hasta el mes de agosto y se mueve hacia el océano Atlántico y de ahí hasta el mar Caribe alcanzando a la península de Yucatán y al golfo de México.

Esta capa se extiende verticalmente en la tropósfera y está relacionada con cantidades grandes de aire seco, cargado de polvo y vientos fuertes; este polvo está compuesto por partículas de arena de 1mm de diámetro llamadas iberulitos y llega a zonas tan alejadas como el Amazonas o la misma Europa; los iberulitos son agregados minerales esféricos y visten los cielos de tonos naranjas durante los atardeceres y de color blancuzco durante el día en el ardiente verano, son producto de finas capas de polvo que provienen del continente africano, de las regiones desérticas del Sahara, pero también de los desiertos de Gobi (en China) y Atacama (en Chile).

Las altas temperaturas, la falta de humedad y el cielo cubierto de bruma ajena a la temporada son indicadores de la existencia de partículas finas de polvo arrastradas desde el continente africano; el desierto del Sahara, principal incubadora de tormentas de arena, eleva a la tropósfera grandes cantidades de polvo a alturas que pueden oscilar entre los 1,000 y 7,000 metros en un área de hasta 1,000 km; cuando alcanzan a la península de Yucatán, por lo general están a entre 5,000 y 7,000 metros; los vientos alisios clásicos de verano se encargan de transportarlas hacia el oeste formando una masa de aire caliente con una humedad del 3%.

Su presencia está relacionada con la disminución del tamaño de las gotitas de agua que componen la lluvia e inhibe la formación de las nubes de gran desarrollo vertical, como las cumulonimbos que son las generadoras de grandes tormentas, provocando un clima seco en las zonas donde afecta; asimismo causa la reducción de las temperaturas en su superficie debido a que la nube de polvo bloquea el paso de la luz del sol antes de tocar la superficie del océano, por lo que evita la evaporación, principal combustible de los ciclones tropicales, de tal forma que existe una relación entre las grandes cantidades de polvo del Sahara y la baja formación de ciclones tropicales e incluso cuando estos meteoros atraviesan zonas con alto contenido del polvo del Sahara se debilitan y suelen desaparecer, ya que los iberulitos les roban gran cantidad de humedad.

Este año en particular antes de tiempo ha llegado a la zona una gran cantidad de polvo del Sahara y esa es la razón del ambiente muy seco que estamos padeciendo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name