|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Contrario a lo que mucha gente piensa, la productividad no consiste en estar ocupado, de hacer siempre miles de cosas o de trabajar todo el tiempo hasta que no puedas más y termines tendido en la cama; en realidad la productividad es algo mucho más útil y hoy vamos a descifrar en que consiste.

La productividad literalmente significa: capacidad de producción, esta definición no es muy reveladora, pero si entrañamos más acerca de la productividad encontraremos que la capacidad de producción como tal requiere de 2 habilidades muy importantes: Priorizar y trabajar en equipo, lo que también se puede entender como apalancamiento.

Cuando hablamos de prioridades nos referimos simplemente a atender lo que realmente es importante y aquí es donde mucha gente suele fallar, porque confunden la importancia con la urgencia y no necesariamente es así, ya que no todo lo urgente es importante, pero si todo lo importante es urgente.

¿Cómo saber cuáles son las actividades que son importantes? La respuesta es muy simple, ya que si la tarea a realizar está construyendo tu familia, hijos, proyecto, negocio, aportando algo o simplemente te está encaminando hacia donde quieres entonces es importante y todo lo demás puede esperar.

Claro que si hablamos de casos de salud o de la vida de alguien entonces es una prioridad, pero si tenemos el pendiente de organizar nuestra habitación con la misma importancia que atendemos nuestro negocio en realidad estamos ocupándonos de más y esto a la larga es contraproducente, porque estamos usando toda nuestra energía en todo lo que hacemos causando agotamiento innecesario y a demás desperdiciando tiempo que como ya sabes no nos sobra.

Por otro lado, pero igual de importante está la habilidad de trabajar en equipo y sí, mucha gente no conoce el potencial de esto, pero déjame explicártelo de forma muy simple porque tiene el potencial de optimizar tus actividades.

Cuando uno realiza un trabajo solo, está sujeto a su propio esfuerzo y sobre todo a sus propias limitaciones, claro que uno puede ser óptimo y estar bien capacitado para realizar la actividad, pero solo contamos con el esfuerzo propio que, aunque pueda ser muy bueno, es limitado.

En cambio, si trabajamos en equipo y el quipo es mejor que uno, el equipo es capaz y hábil, los resultados no solo se multiplican, ya que nos apalancamos de este mismo, sino que incluso uno puede salir de la organización y dejar que los miembros se encarguen, ya que ellos están listos para hacerlo y tu productividad se irá por los cielos.

Las habilidades y capacidades pueden ser muy buenas e incluso puedes ser el mejor en lo que haces, pero si no eres productivo y solo estás ocupándote, de verdad nunca podrás avanzar como lo deseas, ya que estarás limitándote tú mismo.

Espero que esta información te sirva y sobre todo te ayude. La productividad es la mejor herramienta, puedes usarla o puedes ignorarla, ahora depende de ti ¡Mucho éxito!

Cargando siguiente noticia