|

Gracias al presidente Andrés Manuel López Obrador es cada vez más notoria y necesaria la articulación de una verdadera oposición política en el país. Un frente común que transforme para bien de México toda la desesperanza, la frustración y la decepción que ha dejado a su paso el actual gobierno.

¿Quién podrá encabezar ese Caballo de Troya? Hay quienes apuestan al PAN con su pólvora mojada, o al PRD de los mil diluvios y desbandadas. Algunos despistados ven en sueños resurgir al dinosaurio priista que aún no acepta que ya está seis metros bajo tierra.

Incluso, a cuenta gotas, hay voces que con mirada infantil ven en Movimiento Ciudadano una fuerza capaz de abrir la armadura de Morena. De los otros partidos ni hablar, pues, como rémoras del aparato burocrático del Estado, avanzan juntos al son que les toquen.

A diario son cada vez más los mexicanos que se preguntan si hay en el escenario actual o en el futuro próximo alguna opción de contrapeso. No solo como unificador de lo que piensa el otro México, sino también con liderazgo, estrategia y visión para inyectar aire fresco a la vida política del país.

Y es que los “otros datos”, que se han vuelto una moda de todos los días, han traído desempleo y contracción en la economía y también un aumento exponencial de violencia por la inacción gubernamental.

Ante las nulas opciones en la oferta política actual, muchos ciudadanos han volteado hacia organizaciones emergentes que pudieran ser depositarias de la suma de esfuerzos para rescatar la grandeza de México.

Así como el eterno PRI y el diluido PAN tuvieron su momento en la historia nacional, llegó después el turno para los fundadores del PRD y sus múltiples intentos previos. Los tiempos cambiaron y a la vuelta de tuerca resurgieron el presidencialismo y su partido hegemónico.

En plena vorágine como la que vive el país, ha sido el propio López Obrador quien una y otra vez ha posicionado al ex presidente Felipe Calderón como el único opositor capaz de hacerle frente.

Queriendo o no, las constantes menciones en contra del calderonismo han despertado el interés de mucha gente que, ante la raquítica oferta de los actuales partidos, pudieran dar su voto de confianza al político michoacano que gracias a AMLO se ha mantenido en el poder durante más de 13 años.