|

La creación de centros culturales independientes, autogestivos y comunitarios, dirigidos a fomentar una visión social amplia en torno a la creatividad y propuesta artística es cada vez mayor y de gran alcance en nuestra región. Y es que, ante la limitada oferta cultural gubernamental en los sectores rurales y municipios yucatecos, y ante las cambiantes políticas gubernamentales, la sociedad civil organizada ha optado por construir nuevos espacios destinados a mostrar el trabajo creativo de artistas locales y foráneos en géneros como música, canto, poesía, danza; así como en artes visuales y la realización de talleres artísticos de carácter formativo a un público interesado en el consumo artístico-cultural.

En los últimos años han surgido iniciativas que parten de proyectos globales pero más apegados al entorno comunitario. Se caracterizan por su compromiso social y, de manera autónoma, impulsan a nuevos talentos artísticos, difunden la lengua y la cultura maya; otros, con una visión más plural crean espacios para trabajar a favor de la cultura y los derechos de la mujer, o se enfocan a fomentar y difundir el arte y la cultura desde una perspectiva intercultural y transdisciplinaria a través del intercambio de saberes, conocimientos y la autocrítica.

Desde esta última perspectiva, el pasado sábado 4 de enero abrió sus puertas la Casa Cultural “Alicia Díaz Barbosa”, en Tzucacab. El recinto adopta el nombre de una veterana terapeuta y partera tradicional maya de Tzucacab. El programa inaugural incluyó bailes de danzón; interpretaciones de canciones rancheras y boleros como “Perla negra” del compositor tzucacabeño Renán Jiménez Carrillo y que hiciera famoso el trío Los Soberanos. Así como la declamación del poema de denuncia social “Narcotraficante, ¡te acusaremos!”, dirigido a los jóvenes con un mensaje contra las drogas. De manera intercalada a estas actuaciones se proyectaron los cortometrajes “El Pib”, “El tikin xiik asado” y “Relleno negro”, deliciosas historias de vida con una pizca de cine, producidos por Cine Janal, y el video fotográfico histórico “La ampliación ferroviaria Merida-Peto” realizado por grupo Uuyumil.

El joven Abraham Guillén presentó su trabajo “Fotografía + Bicicleta = Pasión” que invita a conocer el estado de Yucatán a través del cicloturismo. Su obra, integrada por una muestra de 20 fotografías, se expone en la galería de la casa cultural que fue abierta al público juntamente con la tienda de artesanías que exhibe y vende diversas obras de artesanos locales.

Esta casa pretende, además de servir como plataforma para difundir el arte y la cultura, promover el turismo comunitario y con identidad cultural.

Iniciativas como ésta, apegadas a la población en el contexto local y a los diferentes grupos, representan la expresión cultural de una sociedad y son necesarias, especialmente cuando las políticas culturales tienden a estar centralizadas en la capital: Mérida.

Enhorabuena al Arq. Samuel Caamal y la Sra. Silvia Canul por esta iniciativa a la que deseamos muchos años de vida y que contribuirá a fortalecer el tejido social y el sentido de pertenencia.