|

Satisfacción, aunque no total, por el trabajo realizado, fue lo que sentí en la rendición del Informe Anual de Actividades de la Codhey 2019 ante la soberanía del H. Congreso del Estado, el pasado 26 de febrero.

Pese a los esfuerzos que realizamos conjuntamente la sociedad yucateca, los diferentes niveles de gobierno -federal, estatal y municipal- y la Codhey para que sean respetados y protegidos los derechos humanos en Yucatán, en 2019 recibimos 4,294 solicitudes de intervención, un incremento de más del 20% respecto a 2018, año en el que recibimos 3,566.

Alguien podría decir que ese es el resultado de la capacitación y defensa de las prerrogativas humanas que realizamos en nuestra tarea cotidiana y que más ciudadanos conocen y defienden sus derechos. Eso no es satisfactorio del todo, porque, como organismo defensor de los derechos fundamentales, nuestro éxito estriba en que las autoridades cumplan a cabalidad con su trabajo y sean auténticos y positivos servidores públicos.

Lo que podría decir que me alegra en este informe es que cumplimos a tiempo con la parte que nos corresponde para atender a las personas que consideran vulneradas sus prerrogativas humanas en lo que respecta a las tareas cotidianas de la Codhey, bien sea supervisando centros de salud, cárceles municipales y estatales y todo sitio donde se brinde atención a las y los ciudadanos. En donde fue necesario hicimos las observaciones pertinentes para mejorar el servicio del cual se trate.

En este espacio no puedo dejar afuera el esfuerzo que hacemos, conjuntamente con la Unidad Jurídica del Instituto de Desarrollo Regional y Municipal del Estado de Yucatán (Inderm) para lograr la armonización de los bandos de policía y gobierno en nuestro Estado.

Llevamos a los municipios de Yucatán el mensaje de los derechos humanos para capacitar a nuestra población, difundir y defender esas prerrogativas.

En el trabajo diario están puestas las bases para ofrecerle a la ciudadanía mejores espacios para atenderla. Pronto tendremos nuevas sedes en Mérida y Tekax. También llegaremos hasta los puntos más lejanos de nuestro Estado con nuestra unidad itinerante a la que hemos denominado “Ombudsmóvil”.

En todos los campos que los derechos humanos lo requieren la Codhey redoblará sus esfuerzos, sobre todo en lo que a la lucha contra la violencia ha las mujeres se refiere.

Toda nuestra voluntad y los proyectos para este 2020 están dirigidos a lograr mayor eficiencia, con el trato adecuado a las personas que pudieran sentir vulneradas sus prerrogativas humanas.

Lograrlo no es solo mi compromiso, sino que lo es de todas y de todos ustedes.

Trabajemos juntos.