|

El medio ambiente se enfrenta a amenazas que ponen en peligro no solo los ecosistemas, sino a todos los seres vivos, incluidos los humanos. Conocer los problemas ambientales es el primer paso para concienciarnos de su importancia y reclamar y participar en acciones para la protección y recuperación de la naturaleza. Me permitiré compartir algunos de los problemas que son considerados de atención inmediata para evitar la degradación de nuestros recursos naturales.

Primero, el cambio climático, que, debido al incremento desde el siglo XIX de las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera por las actividades humanas, está provocando que la Tierra sufra transformaciones del clima; como sabemos, este problema ambiental causa diversos impactos “abrumadores” sobre la naturaleza y los seres vivos.

Segundo,la contaminación ambiental, la cual, como todos sabemos, produce impactos negativos en los ecosistemas y diversas enfermedades, alteraciones y la reducción de la esperanza de vida de millones de personas en todo el mundo. Los agentes contaminantes son muy diversos y cada vez causan más problemas de salud, incluso antes de nacer.

Otro problema que nos afecta en los últimos años es la destrucción de los bosques, o deforestación, que ha disminuido a nivel global en los últimos años, pero continúa a un ritmo “alarmante” en muchos países, sobre todo en naciones en desarrollo.

Aunado a estos efectos tenemos el consumo cada vez más elevado de energía a nivel mundial y la continuidad de los combustibles fósiles que generan diversos impactos ambientales y resultan preocupantes para el desarrollo humano en las próximas décadas. El uso de energías renovables y el aumento de la eficiencia energética son algunas de las soluciones para combatir este problema, lo que afortunadamente en nuestro país ya está siendo adoptado por diversas instancias.

El problema ambiental más complejo que hoy estamos enfrentando como sociedad es la generación desmedida de residuos sólidos (conocidos como basura), ya que al haber un aumento en la población mundial de manera natural crece la generación de residuos y, según estudios de la OMS, para 2025 será al triple de lo que producimos en 2020. No olvidemos que si los residuos no se tratan de forma adecuada, en especial los peligrosos, pueden causar daños muy diversos en el medio ambiente y los seres humanos.

El reciclaje, además de paliar este problema, evita el uso de nuevas materias primas y reduce así el impacto ambiental, además debemos cambiar nuestros hábitos de consumo y sumarnos a la llamada economía circular, que viene a nivelar en gran medida nuestra relación producción-consumo- generación, situaciones que debemos valorar ya y adoptar nuevas forma de consumir con base en un cambio de conducta de consumo personal. Estos problemas pueden ser subsanados si nosotros asumimos nuestra responsabilidad y evitamos aquí y ahora en nuestras acciones seguir comprometiendo nuestros recursos naturales sobre todo para las generaciones futuras.