|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

En el camino hacia un estilo de vida sostenible, intentamos encontrar formas de reducir nuestra huella en el planeta y vivir una vida simple. No podemos negar que el plástico ha tomado control de nuestra cotidianidad, ciertamente se ha convertido en ícono de nuestra cultura obsesionada con lo más fácil, lo más rápido, lo más práctico. Por lo tanto, habría que preguntarse: ¿realmente es posible eliminar el plástico de nuestra vida? La respuesta corta es NO totalmente, sin embargo, siempre es posible tomar medidas para reducir el uso de ese material.

Por supuesto, habrá situaciones en que no importa lo que hagas, no podrás evitar el plástico, pero lo que sí puedes hacer es disminuir tu huella plástica. Sólo ten en mente que simple no significa fácil y lo que no es fácil siempre valdrá la pena al final.

Me permitiré poner a tu consideración cinco maneras de dejar de usar tanto plástico, ojalá y puedas adoptar algunas de ellas y conozcas la diferencia en nuestros modos de consumo:

1. No consumas agua en botellas de plástico. Las botellas de agua son uno de los principales problemas de residuos en el mundo, ya que no siempre son totalmente reciclables. Aunque en otros países se acostumbra beber agua de la llave, en México no es lo más recomendable, ya que el agua no es tratada adecuadamente, por lo que al beberla así se puede poner en riesgo la salud; puedes llevar contigo un botellón pequeño y rellenarlo cuantas veces sea necesario.

2. Bolsas para “mandado” reutilizables. El uso desmesurado de bolsas de plástico se ha convertido en un grave problema ambiental, y está en nuestras manos poner una solución, simplemente tienes que cambiar las bolsas de plástico por las de tela, y, ¿por qué no?, retomar los tradicionales “morrales” o “sabucanes” que llevábamos a todos lados.

3. Compra los productos a granel. Los productos a granel ayudan a disminuir la basura de manera significativa, además de que puedes adquirir exactamente la cantidad que necesitas; te recomiendo que lleves contigo tus propios recipientes y bolsas reutilizables para evitar generar más residuos. Ve a los mercados y tianguis de tu colonia, encontrarás productos de gran calidad y estarás apoyando la economía de la comunidad.

4. Compra productos frescos. Lo más recomendable es que compres productos frescos, ya que tienen un mayor nivel nutrimental a diferencia de los congelados; además estos últimos por su embalaje generan gran cantidad de residuos. En el caso de que necesites que tus alimentos duren más tiempo, tú mismo puedes congelarlos en el refrigerador.

5. Evita los productos desechables. Cada vez que te sea posible, opta por no utilizarlos. Eliminar la compra de este tipo de productos es imprescindible y urgente para la reducción del plástico inútil. Es momento de cambiar y asegurar un mejor futuro para las nuevas generaciones, tu familia, para empezar, vale muy bien la pena.

Cargando siguiente noticia