17 de Noviembre de 2019

Opinion

Resonancias jazzísticas en Mérida

El Poder de la pluma

Compartir en Facebook Resonancias jazzísticas en MéridaCompartir en Twiiter Resonancias jazzísticas en Mérida

Sus manos se deslizan por el teclado con soltura, dedos y falanges van bordando la melodía y el ritmo pasando de la intensidad a una elegante cadencia, prueba de su virtuosismo en las lides del jazz.

Pero el pianista Alex Mercado sabe que el mejor líder de un ensamble de jazz es el que deja que brillen todas las individualidades. Sobre todo si el cuarteto está completado por Óscar Terán en el contrabajo, Miguel Ángel Covarrubias en el saxofón y Mizael Manrique en la batería.

Es una noche húmeda y calurosa en el centro histérico de Mérida, y la sensación térmica se ve agravada gracias al público que ha abarrotado El Dzalbay Cantina, en una semana especial debido al primer aniversario de la nueva administración del bar, compuesta por Ricardo Martínez, Rodrigo Moguel y Charlie McGirr, quienes están a cargo de la administración, operación y programación, respectivamente.

Pero lo que ha posicionado al lugar como el centro neurálgico del jazz en Yucatán no es solo sus habilidades empresariales, sino el hecho de que todos ellos sean músicos y compañeros también en la Orquesta Sinfónica de Yucatán, al igual que los demás socios, entre los que se puede mencionar a Samuel Rafinesque, Juan José Pastor y Davide Fanchin, quienes ejecutan los cornos en dicha agrupación.

Luego entonces no es de sorprender que un lugar regenteado por músicos atraiga más músicos y a tantos melómanos en busca de algo diferente. Y es que este se ha vuelto un refugio para la diversidad musical, pues a diferencia de tantos lugares donde el reggaetón, la cumbia y la salsa reinan indiscutiblemente, aquí se realizan 48 eventos por mes, entre jazz y sus subgéneros como el latin jazz, el bossa-nova y el jazz manouche, o el blues y el rock & roll, incluyendo flamenco, funk, soul y country, sin dejar de lado los sones y la música tropical. Un poco de todo para todos los que confluyen en este sitio etílico-cultural.

La importancia de su labor en este año de actividades puede constatarse en la influencia que han ejercido no solo a nivel privado, sino institucional, pues algunos de sus miembros tienen proyectos alternos como el Mérida International Brass Festival que ya cuenta con cinco ediciones, o el recién anunciado Festival de Jazz “Resonancias” Yucatán, que se realizará del 22 al 24 de noviembre en diversas sedes.

Todo lo anterior, aunado a la presencia de esos músicos en la ciudad, ha provocado una retroalimentación artística que ha ido posicionando a Mérida como un lugar en el cual se puede llegar y agendar presentaciones con ejecutantes locales. Por ejemplo, Alex Mercado tocó el miércoles como solista en el Palacio de la Música dentro del ciclo “Conciertos de bolsillo”, pero, al día siguiente, configuró al ensamble que esa noche del jueves deleitó a propios y extraños con finísima interpretación de Take the A Train, de Duke Ellington, que nos dejó abismados, o su versión de Scrapple from the apple y Billie´s bounce, de Charlie Parker, cuyo bebop sincopado nos dejó con el corazón a punto de infarto en una velada que muchos recordaremos por largo tiempo, sin mencionar las que están por venir…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name