12 de Diciembre de 2019

Opinion

Ansiedad

El poder de la pluma

Compartir en Facebook AnsiedadCompartir en Twiiter Ansiedad

El Transcriptor lee la buena noticia a La Columna Viernes Cultural: “Multas de más de 500 mil pesos a patrones que no eviten el estrés de sus empleados”. En Novedades Yucatán (9 octubre 2019) se informó: “Los empleadores estarán obligados a identificar y prevenir los factores de estrés y ansiedad laboral entre los trabajadores”.

Pide otro espresso doble, y continúa: Estos son los “factores de riesgo psicosocial en el trabajo”: Condiciones peligrosas e inseguras en el ambiente de trabajo; las cargas de trabajo cuando exceden la capacidad del trabajador; la falta de control sobre el trabajo (posibilidad de influir en la organización y desarrollo del trabajo cuando el proceso lo permite); las jornadas de trabajo superiores a las previstas en la Ley Federal del Trabajo, rotación de turnos que incluyan turno nocturno y turno nocturno sin períodos de recuperación y descanso; interferencia en la relación trabajo-familia, y el liderazgo negativo y las relaciones negativas en el trabajo.

¿Cómo está la situación del trabajo en nuestros estados? El también prócer de los viernes consulta el Inegi y le responde: según datos del IMSS, en agosto último, en Yucatán había 489,265 asegurados; en Campeche, 182,754, y en Quintana Roo, 549,491.

La población económicamente activa en México, al segundo trimestre de 2019 y con información de la dependencia federal del ramo, es de 56 millones 951 mil 215 personas de 15 años y más.

A propósito del tema, la secretaria federal del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, recientemente destacó que la Reforma Laboral “no es solo un cambio de reglas, tiene que ver con un cambio de cultura, en donde todos somos actores principales, en donde sin duda las instituciones tienen un papel muy importante, pero donde los actores principales son los trabajadores, las trabajadoras, los sindicatos y las empresas”.

Y que en el gobierno de la 4T, but of course, el “modelo laboral de control y simulación, basado en premios y castigos para las organizaciones sindicales, quedó atrás, y con la Reforma Laboral promulgada el pasado 1 de mayo inicia la nueva etapa de democracia sindical y de justicia laboral que revolucionará la vida de millones de trabajadores”.

Muy interesante, exclama la querida de los viernes. Sin embargo, te he notado un poco inquieto, mientras comunicabas las notas laborales, ¿qué te pasa, te maltratan en tu trabajo, no te dan tu espresso doble?

Es algo inexplicable, sufro de ansiedad, cada vez que veo a Luisa María, no sé si se trata de un “riesgo psicosocial”, o un asunto de contrato colectivo de trabajo, o una cuestión de venta de plazas educativas de la disidencia magisterial, el caso es que sufro de ansiedad.

Y por eso, pensando en ella, canto (claro que “con todo respeto”, como dice ya saben quién):

“Ansiedad de tenerte en mis brazos musitando… ansiedad de tener tus encantos…”.

De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name