|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Bañaditos y perfumados, luego de consumar un “rapidín” encuentro cercano del tercer tipo, ordenado por y a la salud del jefe Martiniano, La Columna Viernes Cultural y El Transcriptor beben sus espressos dobles y recapitulan la tragicomedia de las placas yucatecas del gobierno, repudiada socialmente.

Si hay la 4T, ¿en el patio podría ser T4?, interroga la querida de los viernes. ¿Y eso?, cuestiona el erotómano de su vida, no entiendo. Significa una “Transformación de Cuarta”. Veamos.

En su decreto, el Ejecutivo, dizque para no sufrir la “cuesta de enero”, asegura que en el “primer trimestre” del año el “incremento de los costos de los productos y servicios merma la capacidad económica de las personas”, por lo que se “encuentran imposibilitados para realizar pagos adicionales”, y por eso ordenó la venta de placas nuevas desde el día 2 de marzo próximo.

Primero, el “primer trimestre” del año comprende los de enero, febrero y marzo, no solo enero y febrero (¿quién sacará las cuentas en el gobierno de la T4?). Así que convertir el “trimestre” en “bimestre” contribuye a agravar la “cuesta de enero”.
En Puebla, según reportes periodísticos, los patrones agrupados en la Coparmex piden que el reemplacamiento sea gratuito, ¿por qué aquí la Coparmex-Mérida no exige lo mismo?

Siempre en la tierra de los camotes, el costo de las nuevas placas será de 965 pesos, ¿por qué aquí costarán casi el doble: 1 mil 673 pesos? La Coparmex-Puebla señala que el costo es excesivo, aquí entonces ¿será descomunal, gigantesco, exorbitante?

La querida de los viernes titubea, aún no resuelve si irse a vivir a Campeche o a Quintana Roo, porque en el primero las placas se venderán a $1,140.00 y en Quintana Roo, un peso más, o sea $1,141.00, según los respectivos portales gubernamentales.

Exageras, le reclama el también prócer de los viernes, no te arruinarías pagando los 1 mil 673 pesos que cobrará Yucatán. El gobierno necesita dinero para los gastos estatales. Es más, tengo una estupenda, radiante idea cuya vigencia sería hasta el último día de la actual administración:

Que en las nuevas placas haya un pequeño espacio para que el gobierno venda unas hermosas, graciosas estampitas, con la imagen del gobernador viajante, exactamente doce, una para cada mes del año, sería una lanita extra, por ejemplo:En la Torre Eiffel, en el malecón cubano, en mi Viejo San Juan (“cuántos sueños forjé/ en mis noches de infancia”), viendo el tránsito en la berlinesa Puerta de Brandeburgo, junto con el Oso y el Madroño en la Plaza del Sol madrileña…

De nada… Saludos…

Cargando siguiente noticia