Une a músicos 'La Trova por la Paz'

Intérpretes e integrantes de diferentes orquestas rindieron un homenaje a la diversidad de los sonidos que se escuchan en el Estado
|
El público pudo disfrutar de una velada en la que trovadores interpretaron diversos temas al son de la guitarra. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)
El público pudo disfrutar de una velada en la que trovadores interpretaron diversos temas al son de la guitarra. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)

William Sierra/Mérida
Los característicos retumbos del prehispánico tunkul, acompañado del sonido surgido de las entrañas de un caracol, sonaron en toda la Plaza Grande de Mérida y estos sonidos ancestrales recibieron a lo lejos una respuesta de la trompeta, como la señal para conjuntar un nutrido mosaico de instrumentos y voces, que entonaron el “Himno a la Alegría”, de Ludwig Van Beethoven, en el marco del Festival por la Paz.

Ellos, ataviados de alba vestimenta, y ellas, de elegante terno, cuyos coloridos bordados llamaron poderosamente la atención de los asistentes, se reunieron frente al Palacio Municipal, fueron alrededor de 70 músicos, entre trovadores, y algunos integrantes de la orquesta de Mérida, que crearon una velada especial, en la cual se mostró un poco de la diversidad que tiene la música yucateca.

El concierto denominado La Trova por la Paz, que se realizó el jueves por la noche, fue un homenaje a la música yucateca, y tuvo como actores principales a los trovadores, que noche a noche enamoran a los visitantes que acuden a la Plaza Grande de Mérida, para escuchar interpretaciones de las melodías de Pepe Domínguez, Ricardo Palmerín y Guty Cárdenas, entre otros, grandes compositores.

“Estamos emocionados por este concierto, el cual es el primero en su tipo que se realiza en esta ciudad”, expresó el arreglista Ricardo Ragués, tras añadir su agradecimiento al maestro Pepe Dorantes Poot, director general, quien lo invitó a participar en este proyecto para la dirección musical.

“Tengo 29 años viviendo aquí en Mérida y es la primera vez que veo algo similar. El mérito es de ellos, que están acostumbrados a tocar por separado, y ahora hubo una fusión. No fue fácil, fueron algunas semanas de ensayos, arreglos para que todo salga bien”, añadió el maestro Ragues, de origen cubano, pero en sus palabras, yucateco por adopción.

Dijo que una parte importante de esta actividad estaba enfocada a mostrar a las personas, “que los trovadores son algo importante de la cultura de Mérida, capaces de hacer esto y lo que se propongan”, enfatizó el entrevistado, que llegó a ser alumno del pianista Rubén González, uno de los máximos exponentes del son cubano.

Los encargados de abrir el espectáculo fueron los integrantes de la Rondalla Yucatán, dirigidos por el maestro Carlos Omar Molina Sánchez, que interpretaron “Mi tierra” y “Mérida”; luego la Rondalla Guty Cárdenas, a cargo del Juan Gómez Martínez, que entonaron “Flor con Alma” y “Acuarela a Mérida”; la Rondalla Mérida dirigida por Enrique Cervera, con “Solo tú” y “Rayito de Sol”, y por último Rondalla Yukalpetén, dirigida por el Dir. Armando Zapata Andrade, con “Ella” y “Novia envidiada”.

Además del “Himno a la Alegría”, la mega rondalla deleitó a los asistentes con otras dos melodías: “Manos de armiño” y “Peregrina”.