Se quedan sin trabajo alrededor de 15 mil albañiles en Yucatán

Tras el cierre de empresas de la industria por la contingencia sanitaria se han se han quedado sin ingresos
|
Al cerrar la mayor parte de las obras, miles de alarifes se quedaron sin ingresos y tendrán que buscar cómo mantenerse. (Novedades Yucatán)
Al cerrar la mayor parte de las obras, miles de alarifes se quedaron sin ingresos y tendrán que buscar cómo mantenerse. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Entre 15 mil y 16 mil alarifes de Yucatán se quedaron sin empleo durante esta contingencia por el coronavirus Covid-19, al suspenderse las obras de construcción en el sector público y privado con el cierre de las empresas consideradas como no esenciales por la emergencia sanitaria; ahora muchos de ellos buscan trabajos extra o temporales para cubrir el sustento que deben llevar a sus familias.

Bernabé Chan Castañeda, secretario general del sindicato de alarifes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), comentó que si bien es cierto que desde el miércoles de la semana pasada se comenzaron a cerrar varias obras en la entidad, otros constructores ordenaron la suspensión hasta el fin de semana pasado para poder cubrir el salario de sus empleados en ese periodo.

Refirió que aunque algunos patrones entregaron pequeños apoyos, además del salario semanal, a sus alarifes, en una gran mayoría se les avisó que “como laboran al día” no dispondrán del salario en las próximas tres o cuatro semanas que durará la contingencia, condición que preocupó a cientos de personas que prestaban sus servicios.

Por ello, comentó, muchos albañiles han empezado a realizar pequeños trabajos con sus vecinos de la misma cuadra o en los municipios donde son residentes, para buscar ingresos extra con los cuales se puedan subsistir hasta que por lo menos, las autoridades estatales y federales orden el regreso escalonado al trabajo.

Sin embargo, aseguró que al cerrarse, no sólo en Mérida sino también en los municipios del interior del Estado, los negocios dedicados a la venta de materiales de construcción, la situación se complica más para ellos al no tener insumos con los cuales puedan realizar su labor.

Agregó que el sindicato de la CTM cuenta con alrededor de ocho mil alarifes afiliados que se encuentran bajo condiciones similares, aunque en general en la entidad suman más de 15 mil trabajadores que en su mayoría no cuentan con la garantía del salario durante la contingencia.

“Muchos de los trabajadores están pasando necesidades porque están al día, algunos buscan hacer hacer un ‘trabajito’ con un vecino para poder tener algo de ingresos, aunque la mayoría no tiene a dónde recurrrir a apoyarse para solventar el problema económico”, abundó.

Chan Castañeda comentó que otros alarifes, como los del municipio de Motul, han insisitido en querer laborar en las obras de construcción que realiza el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY), aunque éstas también están paradas por la falta de material.

Reiteró que el problema se agravará porque hasta esta semana los trabajadores podrán cubrir sus gastos con los salarios y algunos pequeños apoyos que se les entregaron el fin de semana pasado, aunque a partir de la siguiente ya no tendrán recursos para subsistir en los hogares.

“Es uno de los mayores problemas que tenemos como trabajadores eventuales, no tenemos el mismo trato que los empleados de planta y a nosotros en el momento en el que nos retiran dejamos de percibir dinero, es por eso que las personas que están buscando cómo solventar la crisis porque serán tres o cuatro semanas que vamos a estar parados”, advirtió.