Cereso de Mérida fortalece medidas sanitarias por el coronavirus

Se instalaron lavamanos con dispensadores de jabón en sus filtros de acceso y personal toma la temperatura en puntos estratégicos para proteger la salud de todos
|
Guardias de seguridad toman la temperatura a los visitantes. (Novedades Yucatán)
Guardias de seguridad toman la temperatura a los visitantes. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- El Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida reforzó las medidas de prevención ante la contingencia por el coronavirus Covid-19, principalmente entre las personas que por algún motivo ingresan al centro penitenciario, quienes tienen que pasar filtros donde deben lavarse las manos con agua y jabón y se les toma la temperatura para detectar posibles síntomas relacionados con esta enfermedad.

Como parte de estas acciones instruidas por el Gobierno de Mauricio Vila Dosal, la dirección del penal meridano instaló estratégicamente lavamanos con dispensadores de jabón en sus filtros de acceso, donde también se realiza la toma de temperatura, para que las persona cumplan con las buenas prácticas y con ello proteger la salud de todos.

El director del Cereso de Mérida, Francisco Javier Brito Herrera, recordó que el aseo adecuado y constante lavado de manos forma parte de la serie de recomendaciones emitidas por el Gobierno del Estado, mediante la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), para prevenir el contagio del coronavirus, que comprenden sencillos procedimientos de higiene, tanto personales como del entorno, que incluyen el exhorto a mantener una sana distancia y evitar el contacto físico.

El funcionario comentó que, como parte de esta estrategia, se aplica un filtro sanitario a todas las personas que ingresan a las instalaciones. Por lo tanto, explicó, cada individuo pasa por este espacio y se le mide su temperatura corporal, por medio de termómetros digitales de frente, que tienen como característica no tocar a quien se revisa.

Brito Herrera señaló que otras de las acciones implementadas desde el comienzo de la contingencia sanitaria son la colocación de carteles informativos en maya y español, los cuales especifican las recomendaciones preventivas y explican los síntomas de la enfermedad, así como la instalación en puntos estratégicos de botellas con gel antibacterial.

De igual manera, agregó, se le distribuye mascarillas o cubrebocas y guantes de plástico a los trabajadores en el ejercicio de sus funciones, con especial atención al personal que interactúa con visitantes o con público en general que requiere de alguna información.

El operativo de limpieza profunda y desinfección de las instalaciones también llegó al Cereso de Mérida, donde Brito Herrera supervisó de manera personal que se realice adecuadamente en el complejo: oficinas administrativas y todos los módulos del lugar, así como la panadería, la cocina y la clínica.

Dichas acciones se extienden a todo el sistema penitenciario, incluyendo el Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (Ceama), informó el director de Ejecución y Reinserción Social del Estado, Edgard Homero Rosado Muñoz.

El funcionario indicó que con ese mismo objetivo, por el momento y hasta nuevo aviso, se restringió las visitas de personas mayores de 70 años, niños, embarazadas y personas con discapacidad o enfermas de diabetes e hipertensión.

“De igual manera, se han cancelado los pases extras o especiales que se otorgaban los martes, miércoles y sábados. Solo se mantienen las visitas de domingo familiar, con la restricción de que solo podrá ingresar una persona por cada interno y tiene que ser familiar directo, cuando antes hasta cinco podían acceder”, dijo.

“Estas medidas de prevención, como las demás acciones de higiene, continuarán el tiempo que sea necesario, a fin de garantizar y salvaguardar el derecho humano a la salud, tanto de las personas privadas de su libertad como de los trabajadores y de las propias personas que, por algún motivo, acuden a los Centros de Reinserción Social del estado”, concluyó.

Hay que recordar que, el Gobierno de Mauricio Vila Dosal ha adoptado una serie de disposiciones para proteger a la población y disminuir riesgos como la suspensión de las clases en todos los niveles educativos.