Mérida vive un domingo atípico

Suspensión de actividades reduce afluencia de visitantes en la capital yucateca
|
El centro registró escaso movimiento ayer por la mañana. (Jorge Acosta/Novedades Yucatán)
El centro registró escaso movimiento ayer por la mañana. (Jorge Acosta/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Ante la suspensión de actividades como Mérida en Domingo y la Bici-ruta, ayer el centro registró un menor movimiento de yucatecos y turistas, muchos de los cuales sabían de las medidas que se implementan para evitar la propagación del coronavirus y lamentaron conocer el Estado durante esta contingencia.

Ante la cancelación de eventos, muchas personas optaron por retratarse junto a las letras de “Mérida” y visitar los comercios y restaurantes del centro.

A pesar de la recomendación de no salir de sus hogares como medida preventiva, al ser quincena diversas personas optaron por realizar un paseo familiar.

Los restaurantes colocaron recipientes con gel antibacterial a la entrada para que las personas lo usaran antes de entrar.

Aunque fue un domingo atípico por la suspensión de eventos culturales, tiendas y centros comerciales del centro registraron una afluencia habitual, dijeron algunos empleados entrevistados.

En Paseo de Montejo fue notoria la reducción de visitantes, pues los domingos cientos de familias se hacen presentes en esta avenida para realizar recorridos en bicicleta; sin embargo, ayer no hubo tantas personas.

Los más afectados de ayer fueron los restaurantes de dicha zona y los vendedores que cada domingo se instalan en la Plaza Grande.

Alicia Pérez Magaña, procedente del Estado de México, lamentó haber venido en estos días porque siente que no la conocerá como realmente es, ya que le habían hablado mucho de los eventos culturales de Mérida.