Restaurantero yucateco donará parte de sus ventas a sus empleados ante contingencia

Ante la contingencia sanitaria por el coronavirus, el director general de restaurantes Leo afirmó que su personal no debe temer por quedarse sin empleo
|
Se implementarán acciones que brindarán seguridad a los clientes y empleados. (Facebook.com/LEOYUCATAN)
Se implementarán acciones que brindarán seguridad a los clientes y empleados. (Facebook.com/LEOYUCATAN)

MÉRIDA, Yucatán.- El director general de los restaurantes Leo en Yucatán, Carlos Cárdenas Cáceres, anunció que durante toda la contingencia por la presencia del coronavirus Covid-19 en la entidad, se tomarán las medidas necesarias no sólo para que los clientes se sientan más seguros ante esta situación, sino también para que los empleados y colaboradores mantengan sus ingresos sin temor a perder su empleo o prestaciones.

A través de un video en el Facebook de restaurantes Leo, el director general explicó que esta situación de pandemia ha disminuido las ventas en sus comedores, pero a la vez se han aumentado las ventas en servicio a domicilio. Sin embargo, las bajas ventas en los comedores han afectado directamente los ingresos de los empleados, sean éstos meseros, cocineros y personal de servicio.

Por ello, anunció que hasta que concluya la contingencia, el 10 por ciento de las ventas a domicilio, para llevar y venta por plataformas digitales, se destinará a los trabajadores, en sustitución de las propinas

Además, dijo que los restaurantes no cerrarán, sino que permanecerán abiertos, pero con acciones que brindarán seguridad a los clientes, como establecer filtros sanitarios a las entradas, así como aumentar las distancias entre mesas y sillas, que son las medidas que han implementado las autoridades.

Asimismo, agregó que se dará facilidades a sus colaboradores de más de 50 años de edad para quedarse en casa, no se reducirán los salarios ni las prestaciones, y lo más importante, no se despedirá a nadie.

Cárdenas Cáceres, apenas en octubre del año pasado, regaló 200 órdenes de tacos a las afueras del área de urgencias del Hospital O’Horán, para celebrar de esa forma el nacimiento de su primer hijo.