Fase 2 de la pandemia paraliza comercios en la entidad

Refuerzan medidas de prevención en tiendas y supermercados
|
Con las puertas cerradas permanecen varios locales del centro. (Novedades Yucatán)
Con las puertas cerradas permanecen varios locales del centro. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Tras ingresar el país a la fase dos por la epidemia del coronavirus Covid-19, comercios, establecimientos y supermercados en Yucatán han reforzado las medidas de contingencia para evitar contagios, incluso algunos locales han cerrado temporalmente, “hasta nuevo aviso”.

En algunas localidades del interior del Estado, ayer se comenzaron a implementar medidas más forzosas en los supermercados y tiendas de abastecimiento de frutas y verduras, como el evitar aglomeraciones y solo permitir el acceso a tres personas por turno, para cuidar la integridad de sus empleados.

Sin embargo, esta medida generó que varias personas se formaran en fila afuera de esos comercios, por lo que más tarde se les pidió a los compradores que guardaran un metro de distancia mientras esperaban turno para ingresar.

Algunos comercios de Mérida, como parte del reforzamiento de sus medidas preventivas, han optado por reducir sus horarios dos o cuatro horas durante la jornada, en tanto que otros han cerrado de manera temporal ante la baja demanda.

A estas medidas se han sumado tiendas departamentales del Centro Histórico y plazas comerciales, las cuales han reducido hasta en un 25 por ciento su jornada laboral diaria, con el objetivo de evitar concurrencia de personas y prevenir contagios.

Un recorrido realizado ayer por la ciudad se constató que establecimientos comerciales, locales de venta de telefonía y accesorios, algunas tiendas boutique de ropa y joyerías han cerrado sus negocios ante las medidas de contingencia.

“Debido a la circunstancia que se vive, hemos decidido actuar con prevención y responsabilidad… Cerraremos nuestra tienda porque estamos siguiendo las medidas de prevención necesarias y recomendadas para evitar la propagación del virus”, se observó en uno de los avisos de un comercio ubicado en la calle 67 entre 50 y 52 del Centro Histórico.

Otros comercios cercanos a la Plaza Grande, así como sobre la calle 65 desde la 52 hasta la 58, han realizado la misma estrategia, pues varios locales se mantienen con sus vitrinas y puertas cerradas, lo que contribuye a mantener un escenario “desolador” en la ciudad.

Basta recordar que las primeras medidas de continencia en los comercios iniciaron la semana pasada, cuando se registró una caída en las ventas de hasta un 50 por ciento; por ello, muchos locales decidieron recortar sus horarios de atención, aunque después de que se decretara la fase dos de la epidemia se optó por cerrar temporalmente.