¿Cuándo recuperaremos la educación con valores?

Gínder Peraza: ¿Cuándo recuperaremos la educación con valores?

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Por cuestiones de echarles una mano a nuestro hijo, su esposa y sus dos pequeñas, la Chata y éste, su servilleta, estuvieron del lunes al viernes más recientes en Tizimín, disfrutando de un clima excepcional, que incluía madrugadas frescas, y de una gran paz marcada por la ausencia de ruido de vehículos y gritos de personas.

Tuvimos tiempo de pasear un poco por el centro de la pequeña ciudad, que desde hace mucho protegen los Tres Reyes Magos; comimos hamburguesas, saboreamos unos helados y, en fin, hicimos muchas de esas pequeñas cosas que se disfrutan más acompañado de la familia.

Hubo, sin embargo, un detalle sobresaliente que creemos que vale la pena destacar: uno de los días que nos tocó recoger a nuestras nietas a las puertas de su escuela leímos la inscripción que en un cuadrado de mármol o material parecido fue colocada en una pared del frente del colegio. El texto dice: “Fundado el 2 de septiembre de 1958 por las distinguidas profesoras Estela María Conde Herrera y María Antonia Ruiz Andrade, quienes construyeron con auténtica vocación, profundo esfuerzo y dedicación un legado invaluable para la educación en el Estado de Yucatán, mismo que ha inspirado el ámbito docente hasta nuestros días. Tizimín, Yucatán, México. 8 de diciembre de 2010”.

La placa también incluye el escudo del plantel, un emblema de tres lados en los que se leen las palabras DEPORTE, CIENCIA y CIVISMO. En el centro, ángulo superior izquierdo, hay una estrella solitaria, y entre dos líneas “en barra” están las iniciales MI, suponemos que en alusión a México Institute, pues en esa escuela se enseña el inglés desde el primer grado. Ahora, en la versión moderna del escudo, las letras de en medio son IMT, siglas del Instituto México de Tizimín, y en el costado derecho, donde antes decía CIVISMO, ahora se lee VALORES.

Pero en nuestro sistema de educación nacional no estamos produciendo los ciudadanos con valores, conciencia, civismo y otras características que se necesitan para contar con ciudadanos capaces de llevar a México a las alturas de desarrollo que merece.

Tristemente los funcionarios, profesores y demás involucrados en el trabajo educativo perdieron desde hace mucho el rumbo que debería seguir la educación y que, junto con lo que habría que aprender en el hogar, debería ser la base del esfuerzo que tenemos que desarrollar para hacer más grande a nuestra patria.

El civismo era parte fundamental de la educación quizás hasta los años ochenta o noventa del siglo pasado, pero llegó un momento en que al parecer les estorbaba a los funcionarios que nos gobernaban, y desapareció. Hace unos años volvió esa asignatura, pero no se le ha dado la fuerza e importancia que merece. Y cualquier lucha social o esfuerzo para producir más riqueza y distribuirla con justicia serán inútiles si los mexicanos no aprendemos a vivir en congruencia con los buenos valores

Cargando siguiente noticia