|

La crisis va en aumento y solo nos queda resistir. Tenemos que aceptar que está sucediendo y resignarnos al respecto porque hay cosas que no podemos controlar dentro de esta pandemia, y algunas de ellas son las decisiones gubernamentales que se tomen, incluyendo a la Secretaría de Salud de nuestro país, pues hay que acatar las recomendaciones, estemos o no de acuerdo. Pero lo que sí está en nuestro control es lo que podemos hacer nosotros con nuestras finanzas. Este es el momento en que tendrás que tomar decisiones sobre tu capital para poder solventar los días difíciles.

Aquí cinco cuidados que debes tener con tus finanzas para salir ileso de esta crisis:

1.- Gasta en lo esencial.- Llámale esencial, necesario o básico, pero limítate a gastar tu dinero solo en eso. Comida, energía eléctrica, internet, teléfono, etc. Realiza tu lista de cosas que son las mínimas necesarias para poder llevar estos días de la manera más cómoda para ti, sin lujos, pero tampoco sin penas. Recuerda que esto es temporal y que tendrá un fin.

2.- Evita los créditos.- Te diría siempre que es preferible tocar tus ahorros a que te endeudes, pues no tienes la necesidad urgente de hacerlo. Ya podrás reponer tus ahorros en las épocas de bonanza, pero, por hoy, restringe los préstamos y evita caer en cuentas que a veces solo tomamos por no querer gastar o tocar nuestro patrimonio. Te recuerdo que para eso se hace, entre otras cosas.

3.- Aprovecha descuentos.- Como dice el dicho: Nadie está peleado con su dinero. Así es que aprovecha, en la medida de lo posible, los descuentos, promociones y facilidades que te den los proveedores, las autoridades o cualquier persona en relación con pagos o compras. Valora qué tanto te beneficia cada uno de ellos, porque en ocasiones no valen la pena el esfuerzo.

4.- Aprovecha apoyos.- Si tu gobierno en cualquiera de sus instancias te llegara a ofrecer prórrogas, apoyos para pagos de impuestos o diferimientos de los mismos, tómalo también, pues no sabes cómo se va a comportar el flujo de efectivo en los próximos meses, incluyendo el resto del año. Aplícalo también si es  ofrecido por empresas privadas y tienen que ver con tu operación.

5.- No inviertas.- El dinero, hoy que es limitado, no debe usarse en una inversión por muy buena que sea, pues el mismo desconocimiento del comportamiento de la economía no te lo permite. Por otro lado, si llegaras a tener un excedente realmente exagerado de dinero, podría ser un buen momento para invertir.