21 de Mayo de 2019

Tecnología y Salud

Estudio británico sugiere que las grasas saturadas generarían síntomas de depresión

Se encontró vínculos directos entre dietas altas en grasas y el desarrollo de depresión

Una dieta alta en grasas tiene efectos directos en el cerebro que generarían depresión. (Archivo/Sipse)
Una dieta alta en grasas tiene efectos directos en el cerebro que generarían depresión. (Archivo/Sipse)
Compartir en Facebook Estudio británico sugiere que las grasas saturadas generarían síntomas de depresiónCompartir en Twiiter Estudio británico sugiere que las grasas saturadas generarían síntomas de depresión

Novedades Yucatán/MÉRIDA
La obesidad y comer grasas saturadas no sólo afecta la figura y el sistema cardiaco, ahora se ha descubierto que tiene una conexión directa con la depresión.

Un equipo de científicos de la Universidad de Glasgow y del centro de investigación Gladstone Institutes realizó un estudio que ayudar a entender cómo y por qué la obesidad está relacionada con la depresión, abriendo nuevas vías para tratarla de manera más eficaz.

Estos especialistas han encontrado vínculos directos entre las dietas altas en grasas saturadas, que llevan a la obesidad, y el desarrollo de fenotipos de la depresión.

Su estudio fue publicado en la revista Translational Psychiatry y según recoge el portal Medical Xpress, los especialistas observaron en ratones que ciertos ácidos grasos saturados penetran en el cerebro a través del torrente sanguíneo y se acumulan allí, afectando a señales cerebrales clave que están relacionadas con la depresión.

Los autores del estudio pudieron ver en roedores alimentados con una dieta alta en grasas cómo los ácidos grasos acabaron particularmente en el hipotálamo, un área vinculada con el sistema metabólico y conocida por su conexión con este trastorno mental.

"Comprender los tipos de grasas, como el ácido palmítico, que presumiblemente entran en el cerebro y afectan a las regiones clave y a la señalización, dará a la gente más información sobre cómo sus dietas pueden afectar a su salud mental", explicó George Baillie, líder de la investigación.

Se trata de la primera vez que "alguien ha observado los efectos directos que puede tener una dieta alta en grasas en las áreas de señalización del cerebro relacionadas con la depresión".

"Sabemos que la reducción del consumo de comidas grasas puede llevar a muchos beneficios de salud, pero nuestro estudio siguiere que también promueve una disposición más feliz", agregó el especialista.

El estudio asimismo descubrió que una deficiencia en una enzima especial llamada fosfodiesterasa protegió a los ratones del fenotipo de la depresión.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name